Adriana Salvatierra: Mesa envió una carta al ex Congreso Nacional en la que pidió inmunidad para EEUU

La presidenta de la Cámara de Senadores, , confirmó el lunes, con documentación en mano, que el exmandatario y candidato por Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, envió en diciembre de 2003 una carta al entonces Congreso Nacional en la que pidió la ratificación de un convenio de inmunidad para ciudadanos y militares estadounidenses.

El anterior viernes, Mesa, quien fue vicepresidente de Gonzalo Sánchez de Lozada (2002-2003) y presidente entre 2003-2005, negó que su gobierno haya aprobado dar inmunidad a los estadounidenses que estaban en Bolivia.

«(Mesa) le miente al país diciendo que él no solicitó la aprobación del convenio que ratificaba la solicitud de inmunidad e impunidad para militares norteamericanos en territorio nacional y le miente al país de forma reiterativa conociendo él, de primera mano, cuáles fueron los acontecimientos», dijo Salvatierra en conferencia de prensa.

Manifestó que en mayo de 2003 los gobiernos de Bolivia y EEUU firmaron un convenio de inmunidad que tenía la finalidad de poner en marcha un mecanismo destinado a blindar de responsabilidades penales a funcionarios estadounidenses que atenten contra el marco normativo del país.

En diciembre de 2003, Mesa, como jefe de Estado, solicitó por escrito al entonces presidente del Congreso Nacional, Hormando Vaca Diez, la aprobación y ratificación de ese convenio.

«Aunque él intente negar, mentir, tergiversar, los hechos históricos demuestran otra cosa. Él tuvo la voluntad de otorgar inmunidad a los militares norteamericanos que hubieran cometido crímenes de lesa humanidad en nuestro territorio», enfatizó.

Ese convenio contravenía otros tratados que firmó Bolivia al adscribirse el 27 de junio de 2002 a la Corte Penal Internacional, entidad creada para combatir la impunidad, el genocidio y las violaciones a los derechos humanos.

Salvatierra refirió que la inmunidad para ciudadanos y militares de EEUU radicados en Bolivia desató controversias en el mismo gobierno de Mesa y fue rechazado por los partidos de oposición de entonces y, fundamentalmente, por organizaciones sociales que lograron ponerle freno a esa medida política.

«La política de EEUU en relación a la protección de sus militares no ha cambiado hasta el día de hoy en el mundo, lo que nos hace suponer, en el supuesto caso de que si llegara a ser elegido (presidente) el señor Carlos Mesa, seguramente intentaría nuevamente vulnerar la dignidad y la soberanía de Bolivia para proteger crímenes de los militares de EEUU. Carlos Mesa es un peligro para los derechos humanos y para la soberanía del país», advirtió Salvatierra.

El candidato de CC marcha segundo en las encuestas de intención de voto para las elecciones generales del 20 de octubre próximo, detrás del presidente Evo Morales, del Movimiento Al Socialismo (MAS).
rm/ma ABI