Adriana Salvatierra asumió Presidencia del Estado por horas

La presidenta de la Cámara de Senadores, Adriana Salvatierra, quien fue observada y criticada por la sociedad boliviana por gozar también de nacionalidad chilena a la cual tuvo que renunciar, asumió ayer por algunas horas la presidencia del Estado en ausencia de Evo Morales y Álvaro García.

Al promediar las ocho de la noche, antes de su viaje a México, García en ausencia de Morales que se trasladó a la Argentina, entregó el Bastón de Mando a Salvatierra en una ceremonia realizada en el nuevo palacio del Órgano Ejecutivo.

“Estoy muy contento porque eres mujer, porque eres cruceña y porque eres joven, eres la segunda persona que a los 30 años desempeña la función de presidente de Bolivia”, dijo García en la ocasión quien dijo que el cargo interino lo ocupará por unas cuatro horas, pero aseguró que no será la única vez que Salvatierra asuma la jefatura del Estado boliviano.

“Ya habrá otra ocasión en que Adriana tenga una conducción del mando del Estado por más tiempo”, dijo.

Salvatierra, quien llegó al Senado como legisladora suplente de Carlos Romero en 2015, juró como nueva presidente del Senado el 21 de enero de este año y se convirtió en la titular de la Cámara Alta más joven de la historia de Bolivia.

La parlamentaria del oficialismo cumplió 30 años el pasado 3 de junio, según datos de la Vicepresidencia del Estado y con esa edad está habilitada para asumir la Presidencia interina dado que según el artículo 167 de la Constitución Política del Estado, para acceder al cargo máximo de administración estatal, se debe tener 30 años de edad.

El pasado 9 de abril, en una coyuntura similar cuando Morales y García se ausentaron del país, el presidente de la Cámara de Diputados, el potosino Víctor Borda, asumió la Presidencia del país, dado que según la norma constitucional, antes del 3 de junio, Salvatierra no estaba habilitada para asumir el cargo porque tenía 29 años.

Cuando se conoció que Salvatierra asumiría la Presidencia interina del país volvieron las críticas a las redes sociales porque en febrero se conoció que la Presidenta del Senado gozaba de doble nacionalidad. También era chilena, lo que causó una ola de críticas por la historia entre Bolivia y Chile, donde el tema más sensible es la usurpación chilena al Litoral Boliviano en 1879.

A pesar que Salvatierra renunció a su doble nacionalidad asegurando que ante todo es una orgullosa boliviana, muchos connacionales la criticaron y ayer rechazaron que esté al mando del Estado boliviano aunque sea por cuatro horas. En contraste los políticos del oficialismo le expresaron sus felicitaciones por ser mujer y joven. El presidente Evo Morales llegó a Bolivia la madrugada de este jueves.

EL Diario.

Publicidad