Acusan a CAMC de pagar sobornos por más de $us 100 millones

La investigación de una agencia internacional de noticias señala que la justicia de Andorra, país conocido como “paraíso fiscal”, acusó a la empresa china CAMC Engineering Ltda. de haber pagado más de 100 millones de dólares para asegurarse cinco proyectos del gobierno chavista en Venezuela.

Reuters hizo una revisión de los documentos judiciales que están en Andorra, donde se procesó a 12 venezolanos por delitos que incluyen lavado de dinero, proveniente del soborno.

“En septiembre pasado, en una acusación formal, un juez de un tribunal superior de Andorra dijo que CAMC pagó más de 100 millones de dólares en sobornos para asegurarse el proyecto de arroz y por lo menos otros cuatro contratos agrícolas”, señala el reportaje.

Según la agencia, CAMC acordó desarrollar por lo menos cinco proyectos agrícolas en Venezuela (uno de ellos de un complejo arrocero), valuados en unos 3.000 millones de dólares, que nunca completó.

Agrega que de esos cinco proyectos, la empresa china recibió un total combinado de al menos 1.400 millones de dólares por trabajos nunca finalizados.

En la investigación desarrollada por fiscales en Andorra, según Reuters, se constató hubo una cultura de sobornos pagados a través de cuentas “offshore”, en la que intermediarios venezolanos bien conectados se beneficiaron y que derivó en proyectos paralizados que debían ser para los rincones olvidados de Venezuela.

La empresa china respondió a la agencia mediante un comunicado, en el cual señala que en los documentos judiciales de Andorra existe “una gran cantidad de inexactitudes”, sin dar más detalles.

En Bolivia, la china CAMC es conocida por su implicación en el caso Gabriela Zapata. La expareja del presidente Evo Morales llegó a ser la gerente comercial de la compañía en Bolivia, cuando en 2016 estalló la versión de que sería madre de un hijo del mandatario. Después se supo que no había tal hijo, a pesar de que Morales lo había reconocido ante Registro Civil.

En 2016, el Gobierno boliviano informó que se había adjudicado siete proyectos a CAMC por 556 millones de dólares, incluyendo el tramo ferroviario Bulo Bulo-Montero, el cual generó polémica porque no fue terminado por la empresa china, generándole así el rompimiento del contrato con ejecución de boletas de garantía.

SINOHYDRO

En el reporte de Reuters se menciona también a la empresa china Sinohydro, la cual también tiene obras multimillonarias en Bolivia.

Según la agencia, Sinohydro se hizo de adjudicaciones para plantas de energía, entre ellas un contrato de 316 millones de dólares con PDVSA (estatal petrolera de Venezuela).

En el contrato, de acuerdo con el reportaje, Sinohydro acordó pagarle a Diego Salazar, primo de un exministro y entonces representante de PDVSA en China, una tarifa del 10 por ciento por ayudarlo a “obtener una posición favorable y positiva para llevar a cabo el contrato”.

Reuters agrega que en los registros se muestra que la compañía pagó 49 millones de dólares en una cuenta de Salazar en un banco de Andorra y otros 72 millones de dólares después de que Sinohydro se asegurara contratos adicionales para plantas eléctricas. (Agencias)

El Diario.