Acuartelan a militares y policías

Miembros de las Fuerzas Armadas (FFAA) y la Policía Nacional fueron acuartelados ayer, como parte de una medida para enfrentar cualquier hecho de violencia o desórdenes que se pueda dar en el país, luego de denuncias sobre fraude electoral.

Una fuente que prefirió mantener su identificación en reserva, aseguró a EL DIARIO que se dispuso el acuartelamiento del diez por ciento de efectivos militares, cantidad que podría ir aumentando en función a los problemas que se puedan dar.

Este medio de comunicación tomó contacto con la Dirección de Comunicación del Comando en Jefe de las FFAA, quienes informaron que no existía ningún instructivo de acuartelamiento.

El coronel en servicio pasivo, Jorge Santistevan, en contacto con EL DIARIO aseguró que el acuartelamiento es una medida que adopta el Capitán General del Estado, en este caso el presidente Evo Morales, para que las FFAA estén pendientes las 24 horas planificando o realizando actividades de control y pacificación de alguna región.

“El acuartelamiento puede empezar con un 10 % del personal de cuadros y tropas, puede continuar a un 50 % y terminar con un 100 %, este último cuando el acontecimiento es grave, por ejemplo, octubre negro, cuando el acuartelamiento fue el 100 %”, explicó.

Santistevan advirtió que las fuerzas militares tienen armamento en las manos, por lo que podría ocurrir algo similar a octubre de 2003, donde Gonzalo Sánchez de Lozada dimitía a la presidencia y huía a Estados Unidos, después que 60 personas perecieran y más de 400 resultaran heridas en la denominada guerra del gas, de la ciudad de El Alto.

“Un mal empleo de arma de un soldado o de un jefe militar puede terminar en procesos, para ser sentenciados y luego ser llevados a la cárcel”, puntualizó.

En el acto oficial por el 194 aniversario de las FFAA, en agosto pasado, el comandante de las Fuerzas Armadas, Williams Kalimán, dijo que la institución castrense respalda las políticas del Gobierno y lanzó duras advertencias contra los “detractores y antinacionalistas”.

En esa oportunidad, el jefe militar mostró su apoyo y agradeció al presidente Evo Morales, quien devolvió las gentilezas garantizando el servicio militar obligatorio, el repotenciamiento militar y la presencia de la institución castrense en los directorios de las empresas estratégicas del Estado vinculadas a hidrocarburos, litio, minerales y alimento.

POLICÍA

La embajadora de los Derechos Humanos y fundadora de la organización de esposas de policías, Guadalupe Cárdenas, informó a EL DIARIO que el cien por ciento de los efectivos policiales está acuartelado desde ayer.

“Ahora el pueblo debe prepararse para defender nuestro país compren víveres, gasolina y otros, para estar preparados. Evo Morales no dejará el poder por las buenas”, dijo a través de su cuenta de Facebook.

Tras que efectivos policiales fueran acuartelados, Cárdenas pidió orar para que no se desate un enfrentamiento entre bolivianos.

“Señores policías somos una familia que ama a su país y su deber es resguardar la integridad de la sociedad”, expresó.

El comandante de la Policía Boliviana, Vladimir Calderón, manifestó que los policías están en alerta ante cualquier hecho que altere el orden público, debido a anuncios de algunos sectores sociales que llamaron a la resistencia civil.

En noviembre de 2018, el excomandante de la Policía Boliviana, Fausto Mendoza, llamó a respaldar el denominado proceso de cambio que lidera el presidente Evo Morales. El jefe policial recalcó que son 37.000 efectivos que defienden el lineamiento político del Movimiento Al Socialismo (MAS).

POTOSÍ

La jornada de la víspera, al menos cien efectivos policiales fueron trasladados a las ciudad de Potosí donde hay tensión por las denuncias de presunto fraude electoral.

Publicidad
Abrir chat