Abren procesos por vulnerar derechos de dos niñas vejadas

La Defensoría del Pueblo presentó dos denuncias ante el Ministerio Público contra funcionarios públicos de los municipios de Tiquipaya y Monteagudo por la vulneración de derechos de dos niñas de 12 años. Las víctimas quedaron embarazadas a raíz de agresiones sexuales y fueron impedidas de someterse a una interrupción legal del embarazo.

La defensora del Pueblo, Nadia Cruz, informó que en el primer caso la denuncia recae contra personal del Centro de Salud Chapisirca, del Hospital de Tiquipaya y Defensoría de la Niñez y Adolescencia de ese municipio; y en el segundo la acusación al personal responsable de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de Monteagudo. Los delitos por los que se los acusa son: incumplimiento de deberes, desobediencia a resoluciones en acciones de defensa y encubrimiento del delito de violación.

La sentencia constitucional 0206/2014 establece que se puede recurrir a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) si la gestación es producto de una violación o si la vida de la mujer está en riesgo. Esta solicitud se realiza en un centro de salud público o privado, presentando como único requisito la copia de la denuncia del abuso sexual.

Caso de Tiquipaya

De acuerdo con la denuncia, en Tiquipaya, la niña fue atendida en el Centro de Salud Chapisirca el 18 de marzo y entonces se evidenció su embarazo a causa de una probable violación sexual. La situación fue comunicada a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia de ese municipio; empero, no se informó de forma integral a la víctima ni a sus padres de la posibilidad de la interrupción legal del embarazo.

La información tampoco se brindó el 21 de marzo, cuando la víctima, acompañada de su madre, fue atendida en Defensoría; ni el 27 de marzo cuando se presentó denuncia ante la Felcc. Tampoco en el Hospital de Tiquipaya se le comunicó la legalidad del procedimiento que establece la Sentencia Constitucional 206/2014 en estos casos.

“Al permitir la continuidad del embarazo se puso en peligro la salud e integridad física de la niña de 12 años, sometiéndola a un sufrimiento físico y moral de forma injustificada en inobservancia de la norma. La víctima, por su condición de niña, no se encontraba preparada para asumir el rol de madre, por consecuencia de una violación, incidiendo en tal sentido, en su desarrollo integral, dejando de lado todo su proyecto de vida”, manifestó la Defensora del Pueblo.

La denuncia en Monteagudo

En el caso de la niña de 12 años, víctima de violación en el municipio de Monteagudo, quien recientemente dio a luz, Cruz indicó que la Defensoría del Pueblo decidió interponer denuncia penal contra la Defensoría de la Niñez que, dijo, no hizo nada aunque conoció la situación de la menor desde el 31 de mayo.

“Este extremo fue confirmado por la responsable de esa oficina municipal, quien informó que conoció el caso hace aproximadamente un mes y medio y que no realizó acción alguna, porque tanto la menor como su madre no habrían prestado la colaboración necesaria. Ante todo, porque la progenitora habría señalado que no quería ningún tipo de investigación sobre el embarazo de su niña”, refiere el informe.

No obstante, el caso no fue denunciado con la instancia municipal ante la Fiscalía. “Durante el seguimiento realizado al caso por parte de la Defensoría del Pueblo, se pudo tomar conocimiento que la niña de 12 años fue sometida a una cesárea en fecha 16 de julio en el Hospital San Antonio de los Sauces de Monteagudo, dando a luz a otra niña con un peso de tres kilos”, certifica la investigación de la Defensoría del Pueblo.

Pagina Siete.

Publicidad