Abigail era hija única y enamoró tres semanas con su asesino

Judith Q., la mamá de Abigail, dejó de hablar, ya no tiene fuerzas para nada. La joven, asesinada el fin de semana por su exenamorado (T.T.), era su única hija, era su razón de vivir, era todo.

La mujer aún no comprende por qué su hija de 18 años, su mayor tesoro, fue asesinada con tanta crueldad. “Qué será de mi tía. Abigail era su compañera, su adoración y su todo”, comentó ayer el primo de la joven, Diego Aracena, en el velorio.

Al ver el ataúd de Abigail, Diego se negaba a creer todo lo sucedido. “Cuando la encontramos, no la podíamos reconocer. Su cara estaba destrozada”, aseguró el joven.

Contó que el jueves fue la última vez que vio a su prima. “Festejábamos mi cumpleaños y cuando conversamos, le pregunté cómo estaba. Me respondió que estaba bien, que quería ser parte del equipo de básquetbol de su universidad, donde en pasados meses fue princesa de la primavera”, dijo. Ayer, la banda de este reconocimiento envolvía el ataúd de la joven.

Diego recordó que minutos después de su charla, Abigail recibió mensajes en su celular. Ella cambió de humor. “La vi callada y asustada”, dijo.

“Ella me contaba todo. Me contó que estaba saliendo con T.T., pero sólo estaba tres semanas”, relató.

Recordó que en una ocasión ella le dijo que “él (el asesino) la molestaba, la seguía, que era medio raro”. “Yo le dije que tenga cuidado y que cualquier cosa me avise”.

Por esa razón, Abigail decidió hace un mes terminar la relación con él, pero al parecer el agresor la acosaba.

Ambos se conocieron en el colegio. Estudiaban en la misma unidad educativa de la zona Sur. Ella salió bachiller el año pasado. El agresor aún era alumno regular y tenía que terminar el colegio este año.

“Cuando yo lo conocí, me pareció un chico que no era sociable”, destacó Diego. Para el joven, su prima fue acosada y como ella ya no quería estar con el agresor, decidió matarla.

El lunes, la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia y el Instituto de Investigación Técnica y Ciencia de la Universidad Policial (Itcup) informaron sobre este feminicidio.

“El examen de la autopsia establece que la joven murió por un golpe certero en la cabeza producido por un martillo o una piedra”, explicó el director de la Felcc de la zona Sur, Juan Carlos Basualdo.

La Policía informó que encontró el cuerpo el domingo, al día siguiente de la presentación de la denuncia de su desaparición.

“Nosotros presentamos la denuncia, porque ella jamás faltó a casa. Pero el viernes, Abigail salió de la casa y ya no respondió a su celular”, relató.

Ante ello, la familia se movilizó y buscó a sus amigos, así encontró la casa del feminicida. “Cuando lo buscamos, su papá nos dijo que no estaba”, acotó.

Horas después, los amigos y parientes de la joven encontraron al agresor. “Él se puso nervioso y lo peor es que vimos que su cuello estaba rascado. Ahí ya presentimos lo peor”, dijo.

La Policía arrestó al agresor por cuatro horas. Por falta de pruebas salió libre. El domingo, la familia de Abigail retornó a la casa del exenamorado y comenzó a buscar en un barranco que está al pie de ese inmueble.

“Ahí encontramos primero su chamarra, luego un charco de sangre y después un cuchillo, una piedra, un martillo y un tronco. Seguro la golpeó con todo eso y más abajo estaba ella dentro de una fosa, ya muerta, su cabello cubría todo su rostro. Cuando la Policía sacó el cuerpo, vimos que su cara estaba irreconocible”, explicó.

En ese momento, Diego y toda su familia recordaron todos los sueños de la joven: ser miembro del equipo de básquetbol, ser administradora de empresas y abogada, como sus tíos.

Hoy, toda la familia de la víctima exige justicia, pide que el autor confeso de este crimen sea trasladado del Centro de Rehabilitación de La Paz a la cárcel de San Pedro, con una sentencia de 30 años de prisión.

De acuerdo con amigos de la muchacha, él tiene 17 años, pero presentó registros que establecen que tiene 16. “No puede ser que por su edad no vaya a la cárcel, qué pasará cuando salga libre”, dijo la tía de la víctima, Estela. “Si sale libre, las chicas estarán en peligro”, advirtió.

Hay 2 tentativas de feminicidio

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) de Cochabamba, John Klaus Bermúdez, informó ayer que se registraron dos casos de tentativa de feminicidio.

Según la institución policial, el primer caso de tentativa de feminicidio se reportó el domingo, cuando una mujer de 21 años de edad resultó con 10 días de impedimento.

El segundo caso se registró en Coña Coña, donde se halló a una mujer con cortes. En ambas denuncias los agresores fueron aprehendidos.

Pagina Siete.

Publicidad