La Embajada de Brasil en Bolivia informó ayer que “por el momento” no emitirá ningún pronunciamiento sobre la extradición de Pedro Montenegro Paz.

“La Embajada no emitirá ningún pronunciamiento sobre el tema del señor Pedro Montenegro, por el momento. Se han tomado en cuenta sus preguntas y se emitirá un comunicado en cuanto se tenga instrucciones sobre el tema”, informó, vía teléfono, una funcionaria de la unidad de Comunicación de la Embajada de Brasil.

 Montenegro tiene una orden de captura internacional, en Brasil es buscado a raíz de un caso fuerte por el envío de 1,3 toneladas de cocaína hacia Europa, hecho ocurrido en 2013.

El canciller boliviano, Diego Pary, explicó el lunes que las autoridades de Bolivia recibieron de parte de las brasileñas un pedido, en 2015,  de “detención preventiva, con fines de extradición”.

No obstante, la salida del narco de Bolivia aún está pendiente, pues en el país se le abrieron tres procesos: por falsedad material e ideológica, legitimación de ganancias ilícitas y narcotráfico. Por los dos primeros ya fue enviado al penal de Palmasola, pero aún no hay imputación por el tercero.

El presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Antonio Revilla, explicó que Brasil debe formalizar ahora el pedido de extradición para que en sala plena se decida si es viable o no su traslado al país vecino para que sea procesado allá, aunque en Bolivia ya tiene procesos abiertos.