Jornada violenta termina con más de 40 arrestados y 3 coches quemados

Una segunda noche de furia se desató en Santa Cruz. Los enfrentamientos entre autoconvocados, que exigen la liberación del gobernador Luis Fernando Camacho, y los policías, que fueron cercados, se saldó con más de 40 arrestados, tres vehículos quemados, heridos y dos periodistas agredidos.

Por más de seis horas, los movilizados que se reunieron en inmediaciones del Cristo Redentor, a dos cuadras del Comando Policial, se organizaron y arremetieron contra esas instalaciones. En su camino, los civiles, extrajeron unas rejas que fueron colocadas en la Fiscalía Departamental, quemada el jueves, luego lanzaron petardos contra la sede de los efectivos del orden.

Los jóvenes armaron trincheras con las rejas, llevaron llantas y les prendieron fuego, y hasta llevaron baldes con agua para neutralizar las bombas de gases lacrimógenos que disparaban los policías. “¡Vamos, no hay que tener miedo!”, gritaba un movilizado mientras los efectivos salían en motocicletas para dispersarlos en la zona Norte de la ciudad de Santa Cruz.

Al final de la tarde, cuando finalizaba el paro de 24 horas, los grupos de jóvenes se enfrentaron a los policías, mientras vecinos de viviendas cercanas dejaban sus moradas ante la profusión de gases lacrimógenos.

Dos de esas bombas cayeron en los patios de dos casas, donde el incendio comenzó. Se informó que ambas viviendas estaban desocupadas.

Tres coches calcinados

Imágenes difundidas por la red Unitel mostraron el momento en el que uno de los movilizados hizo explotar un petardo en el interior de una vagoneta, que minutos después ardió. Otros dos vehículos también fueron prendidos y quedaron convertidas en cenizas.

Uno de esos coches pertenecía a Harold Salvatierra, periodista de Radar Noticias. “Tengo mi programa de noticias en radio Actualidad, vine a cubrir los enfrentamientos y dejé mi auto en la Ovidio Barbery y le prendieron fuego”, denunció el comunicador en redes sociales.

En la cobertura, el camarógrafo Enrique Tarqui fue impactado también por al menos 10 perdigones, según una fotografía que circuló en Facebook. A él se sumó el reportero de Unitel Roger Ramos, quien recibió otro perdigón, disparado por un policía que pasaba arriba de una motocicleta.

El Relator Especial para la Libertad de Expresión CIDH, Pedro Vaca, denunció así las agresiones a la prensa: “Estoy recibiendo reportes de agresiones severas a la prensa en Bolivia que se atribuyen al despliegue policial”.

Arrestados y heridos

Hasta el cierre de esta edición, al menos unas 40 personas fueron arrestadas por la Policía, que intentaba retomar el control de las calles adyacentes al Comando Policial en el Segundo Anillo. Hubo además un número no determinado de heridos.

Sobre las 21:30, las fuerzas del orden comenzaron a detener a los movilizados, uno a uno y otros en camionetas empezaron a llegar a las instalaciones. Ciudadanos mostraron en redes sociales cómo algunos de los civiles eran golpeados antes de ser trasladados al Comando. “Sólo estábamos caminando y nos agarraron”, dijo uno los arrestados a la Red Uno.

Se conoció además que hubo heridos en filas policiales, pero no se conoce un informe oficial.

El miércoles, la Asamblea de la Cruceñidad determinó desconocer al comandante departamental de la Policía, Jhonny Chávez, ante la aprehensión del gobernador Camacho, por ello la ira de los movilizados se concentró contra el comando, que el miércoles fue reforzado con 405 policías del interior.

Hasta ayer por la mañana el fiscal departamental, Roger Mariaca, confirmó que 14 personas fueron imputadas por la quema de las oficinas del Ministerio Público, el miércoles.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más