Dos hermanitos que iban a pasar Año Nuevo a Santa Cruz murieron en Saipina

Los hermanos Dante Moya, de cinco años, y su hermana Jomiel, de 16 años, volvían de Santa Cruz a Saipina junto a su madre para pasar Año Nuevo, pero ambos perdieron la vida ayer en el bus que se embarrancó en una curva, probablemente “por exceso de velocidad”, dejando un saldo de 11 fallecidos y al menos 28 heridos informó el director departamental de Tránsito en la capital cruceña, Roberto Pórcel.

“Mi sobrina (Jomiel) y mi sobrinito (Dante) han muerto, ellos estaban viniendo en esa flota a Saipina para pasar acá Año Nuevo, y ahora mi hermana está todavía delicada en el hospital”, contó afligido un familiar de la familia Moya.

“Exceso de velocidad”

El siniestro sucedió aproximadamente a las cuatro de la madrugada, cuando una flota de Trans Saipina se embarrancó en una curva, a cuatro kilómetros antes de llegar a ese municipio distante a 244 kilómetros de la ciudad de Santa Cruz.

El coronel Porcel dijo que se iniciaron las investigaciones para determinar las causas del accidente, sin embargo, anticipó que el exceso de velocidad pudo haber provocado el accidente. “Se presume que fue el exceso de velocidad en una curva anterior al lugar del hecho. Esto ha provocado que pierda el control, el vehículo caiga a un barranco y nos dé este lamentable saldo de personas fallecidas”, complementó. El vehículo cayó unos 100 metros y quedó totalmente destrozado.

Los comunarios de la zona fueron los primeros en acudir al lugar para ayudar a las víctimas.

“Iba muy rápido”

Lucy, una de las 28 personas heridas y evacuadas a un hospital, contó que ella también volvía a Saipina para pasar fin de año y que la flota iba muy rápido. “El bus iba a gran velocidad y, cuando estábamos por llegar a Saipina, ocurrió el accidente, la gente gritaba, otros volaban por el aire y caían al suelo con fuerza. Sentí el golpe, el asiento aplastó mi pie, yo trataba de sacarlo para intentar buscar a mi hermana. Gracias a Dios estamos bien, ella con una fractura y yo con golpes en el pie”, relató la mujer a la red Unitel. Un par de personas estaban en grave estado y la mayoría tenía policontusiones y traumas encéfalo craneales, dijeron los médicos.

Cinco menores

El pequeño centro de salud de Saipina tuvo que convocar a galenos de toda la zona para atender a los lesionados y al menos 13 de ellos fueron referidos a hospitales de Santa Cruz distante a tres horas de viaje por tierra.

Entre las 11 personas que murieron, hay cinco menores de edad. El chofer del bus, Jaime López, falleció en el accidente, confirmaron en Tránsito.

Los familiares de las víctimas pedían ayer ayuda económica a las autoridades para cubrir los gastos funerarios y también para pagar los gastos por los servicios médicos de los heridos.

En los Yungas de La Paz se registró el miércoles otro accidente fatal de tránsito en la carretera hacia Caranavi y tres personas murieron, cuando una vagoneta se embarrancó unos 100 metros cerca de la comunidad Alto Choro.

Año trágico

Anual Hasta noviembre, en Bolivia se registraron 14.203 accidentes en las carreteras; es decir, cada día hubo un promedio de 42 siniestros que afectaron en todo el año a 18.673 personas. Restando los datos de diciembre, las cifras ya superaron al global de los hechos de tránsito de 2021, según las estadísticas de Univida. Los accidentes en las carreteras del país no terminaron en diciembre.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más