Anuncian bloqueo de carreteras y se encienden las alarmas en el exterior

Santa Cruz cumplió ayer una jornada de paro en busca de la liberación del gobernador Fernando Camacho. En tanto, los cívicos proyectan expandir la protesta a otros departamentos y anunciaron bloqueo de carreteras como segunda medida. Mientras, el caso enciende las alarmas en el exterior.

Desde las 0:00, Santa Cruz cumplió un paro de actividades decretado por la Asamblea de la Cruceñidad “exigiendo la inmediata liberación” de Camacho, quien guarda detención preventiva en el penal de Chonchocoro.

“No fue golpe, fue fraude” y “La lucha es de todos”, fueron algunas leyendas de las pancartas que se vieron en el paro, cuyos cortes de vías se realizaron con banderas nacionales y de Santa Cruz, además de llantas, cintas y hasta tarimas.

Un elemento nuevo que se vislumbró en el cumplimiento de la medida fue el “resguardo” que realizaron en puertas de instituciones públicas “para evitar autoatentados”. Aquello sucedió por ejemplo en la sede de Impuestos Nacionales y en oficinas del Banco Unión.

A la medida se sumó el transporte pesado internacional de Santa Cruz y también se registraron bloqueos en las provincias. Al respecto, Rómulo Calvo, presidente del Comité pro Santa Cruz, manifestó: “Ténganlo por seguro que es indefinido el bloqueo en las provincias”.

Al terminar la tarde se registraron enfrentamientos entre manifestantes y policías, en inmediaciones del Comando Departamental. Los reportes de prensa dieron cuenta de que vecinos “autoconvocados” se dirigieron a ese lugar, lo que provocó que los efectivos actúen con gases.

Minutos después Calvo salió a dar una conferencia de prensa; alrededor de él estaban la esposa y los hijos de Camacho, así como otras autoridades. Anunció que como segunda medida habrá bloqueo de carreteras y también de puntos fronterizos “para resguardar a nuestras autoridades locales”. Horas antes, el líder cívico anunció que la próxima semana se reunirá con los cívicos de otros departamentos para definir medidas a nivel nacional.

El caso Camacho no sólo generó revuelo a nivel nacional, también provocó alarma en el exterior. Así lo demuestra el pronunciamiento emitido por 25 expresidentes, que están aglutinados en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (Idea).

Los exmandatarios expresaron su condena “por la práctica generalizada de las detenciones preventivas y judicializaciones de opositores políticos”, e instaron a la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos que realicen diligencias. “Instamos a la Secretaría General de la OEA y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, para que en uso de sus respectivas atribuciones estatutarias y de conformidad con la Convención Americana de Derechos Humanos y la Carta Democrática Interamericana, realicen las diligencias que con carácter urgente amerita la detención arbitraria del gobernador Camacho”, se lee en el pronunciamiento.

Entre los que suscriben ese documento están Andrés Pastrana (Colombia), Óscar Arias (Costa Rica), Vicente Fox (México), Luis Alberto Lacalle (Uruguay), Federico Franco (Paraguay), Mauricio Macri (Argentina), José María Aznar (España) y Lucio Gutiérrez (Ecuador).

Quien también se pronunció tras la detención de Camacho es el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), António Guterres, quien expresó su preocupación por los acontecimientos en Bolivia, y llamó a la calma a todos los actores políticos y sociales, a quienes les exhortó ejercer “la máxima moderación”. En un comunicado de su portavoz, reiteró “la importancia de adherirse al Estado de Derecho y de garantizar el debido proceso, así como la transparencia en los procedimientos judiciales”.

También se pronunciaron los europarlamentarios Leopoldo López, del Partido Popular, y Hermann Tertsch, de Vox, quienes anunciaron que solicitarán una sesión para abordar el caso.

“Promoveré una resolución condenatoria contra el gobierno de Arce, que pone en evidencia su vocación por la tiranía, conducirá a Bolivia a una condena total y absoluta, por parte de los gobiernos democráticos (…). Debe haber un pronunciamiento del Europarlamento y sanciones por parte de la Comisión Europea; debemos pedir sanciones severas contra el régimen de Arce”, afirmó López.

Tertsch, por su parte, manifestó que considera que se deben tomar “represalias claras” en contra del gobierno del presidente Luis Arce.

25 expresidentes se pronunciaron después de que Fernando Camacho fuera detenido.

Iglesia: “El golpe de Estado nunca existió”

La Conferencia Episcopal Boliviana publicó un comunicado en el que afirma que “el golpe de Estado de 2019 nunca existió” y lamenta el “secuestro” del que fue víctima el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho.

“Con tristeza e impotencia hemos sido testigos de un secuestro con inaudita violencia y saña de parte de las fuerzas de seguridad del Estado en contra del Sr. Luis Fernando Camacho (…). De parte de autoridades del Gobierno se ha justificado este accionar argumentando su participación en el supuesto ‘golpe de Estado de noviembre de 2019’, que nunca existió y que es fruto de una falsa narrativa y de medias verdades”, se lee en la nota de la Iglesia.

El pronunciamiento de la institución religiosa surge luego de la aprehensión y posterior detención preventiva por cuatro meses en el penal de Chonchocoro para el Gobernador cruceño, la madrugada de este viernes.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más