Policía brasileña acribilla y mata a un joven boliviano de 19 años por presunto contrabando

33

Un joven de 19 años identificado como Fabián Tanaka, de oficio motorista, falleció en la ciudad de Guayaramerín que está a orillas del río Mamoré, del departamento de Beni, en la frontera con Brasil. Su muerte se registró este martes al promediar las 11.00 tras ser acribillado con 15 tiros de arma de fuego por policías civiles de Guajará-Mirim que está al otro lado de ríos, en el vecino país, según un reporte de radio Fides Trinidad.

La información da cuenta que el joven fallecido se ganaba la vida trasladando pasajeros en su canoa y esta mañana llevó hasta Guajará-Mirim de Brasil a unas personas que tenían su mercadería, al llegar al lugar los pasajeros bajaron con la carga que llevaban; para retornar subieron otros ciudadanos pero antes de partir escucharon los tiros, todos se agacharon y las balas le llegaron a joven motorista. Otros lancheros que también estaban en el sector ayudaron al joven y todos huyeron hacia el lado bolivianos, cuando llegaron a Guayaramerín Fabián ya estaba sin vida.

Se presume que el hecho se produjo porque se estaba transportando mercadería de contrabando que ingresó a Brasil.

Rodrigo Fuentes, otro motorista que trabajaba con Fabián, dijo que no tienen otra fuente de ingreso para mantener a sus familias.

“Nos fuimos a traer personas, como le pagan a uno 10 pesos por viaje, aparecieron (policías civiles) y nos tirotearon, al motorista le dieron, nosotros nos hemos agachado y al motorista le llegó”, relató.

Los vecinos y dirigentes cívicos de Guayaramerín piden ayuda al consulado de Bolivia en el vecino país para esclarecer la muerte de Fabián Tanaka, así como el de otras personas que se habría registrado anteriormente en las mismas circunstancias.

“El Consulado que por lo menos nos apoye, ayer también mataron a uno en el lado brasileño, a las 17.00 mataron a uno y los otros corrieron. Vamos a traer pasajeros para ganar nuestra plata, ellos (policías brasileños) no preguntan”, indicó Fuentes.

En esa frontera se registras algunos problemas por el contrabando, pues mucha gente no sabe de qué otra manera mantenerse, sólo hay tres formas de sobrevivir: siendo comerciante, trabajando en entidades públicas o dedicarse a realizar algunas artesanías.

Es por eso que el contrabando en la tercera ciudad más poblada de Beni ha ido en aumento y entre los productos que se llevan de Bolivia a Brasil están los combustibles que se traslada en bidones y garrafas, otro producto es la carne de pollo.

Si bien la policía de Brasil puede reaccionar a tiros contra los bolivianos para evitar la internación de contrabando a su país, no ocurre lo mismo cuando los brasileños ingresar mercadería ilegal a territorio boliviano. Esto también genera rencillas.

Radio Fides/Trinidad