Incertidumbre en labor de nuevos fiscales

Los nuevos fiscales de Distrito posesionados ayer, en Sucre, no son esperanza de cambio real en el Ministerio Público por su afinidad con el Gobierno, este hecho pone en duda la labor que deben desempeñar afirmó ayer el senador de Unidad Demócrata (UD), Oscar Ortiz, luego de que se conociera públicamente a las autoridades.

“Al parecer, lo que se está haciendo es pagar favores en función de la competencia que hubo entre los candidatos del Movimiento al Socialismo (MAS) y ahora los que salieron en otros lugares les están dando las fiscalías de distrito, seguramente para pagar las promesas de lo que ya a todas luces parece haber sido una campaña interna dentro del MAS para elegir al FGE”, refirió Ortiz.

Aseguró que el fiscal general, Juan Lanchipa, está directamente vinculado al Gobierno y a personas como el Ministro de Justicia, por lo que no espera que trabajen con la independencia que se requiere en el Ministerio Público.

En tanto, el ministro de Justicia, Héctor Arce, señaló que la mayoría de las autoridades posesionadas ayer son los mejores calificados en el proceso de selección a Fiscal General del Estado (FGE) que realizó la Asamblea Legislativa.

En criterio del diputado Amilcar Barral, de UD, Lanchipa respetó las mejores notas que obtuvieron los aspirantes a la FGE, por lo que espera que estos demuestren en la práctica todo lo que demostraron en teoría.

“Les demos el beneficio de la duda, ya que esta gente ha demostrado que tenía el mayor puntaje en la preselección de candidatos a Fiscal General, esperemos hagan bien las cosas y ojalá que su gestión sea más transparente que la de sus antecesores”, apuntó.

POSESIÓN

En solemne acto realizado ayer en instalaciones de la Fiscalía General de Estado (FGE), en la capital del Estado, los nueve fiscales de distrito prestaron juramento de cumplir y hacer cumplir la ley. El evento contó con la presencia del ministro de Justicia, Héctor Arce Z., y las altas autoridades del Órgano Judicial.

En la oportunidad, Lanchipa recomendó a las nuevas autoridades trabajar en función a dos desafíos: Recuperar la confianza de la población en el Ministerio Público y resolver la carga procesal de más de 236 mil causas vigentes en todo el país.

El Ministro de Justicia destacó el hecho de que muchos de los fiscales departamentales posesionados deriven de los mejores puntuados por la Asamblea Legislativa.

“Es una señal que merece nuestra felicitación porque se valora la meritocracia, la capacidad y el esfuerzo que han demostrado en su postulación y sean reconocidos con un cargo importante como es una fiscalía departamental”, expresó.

Asimismo, el Titular de Justicia manifestó que el país está viviendo tiempos de crisis en la administración de justicia y recordó que el año 2009 se identificaron tres problemas medulares: Las leyes, elemento humano y la falta de recursos en infraestructura, informática entre otros.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más