En Argentina, un niño boliviano muere aplastado por el arco de la cancha donde jugaba fútbol

Thiago Flores, un niño de 11 años de ascendencia boliviana y que jugaba en el Club Rayo de Argentina, sufrió un golpe mortal en la cabeza cuando uno de los arcos de fútbol de la cancha donde jugaba cayó sobre él. La tragedia que sucedió el fin de semana conmocionó a la ciudad bonaerense de Merlo.

Uno de los padres que integran la Subcomisión de Fútbol indicó que Thiago jugaba con sus primos cuando empezó a balancearse del travesaño y la estructura cedió golpeándolo en la cabeza. Pese a que fue auxiliado, llegó sin signos vitales al hospital.

El padre que presenció el hecho contó que al ver que Thiago estaba inconsciente, lo primero que hicieron sus familiares fue llamar a la ambulancia, pero no quisieron esperar demasiado por el cuadro de urgencia y lo llevaron al Hospital Malvinas Argentinas, según Infobae.

“En ese momento cinco minutos te parecen una eternidad. Así que ni lo dudaron y lo llevaron ellos ya que el hospital está a 15 cuadras del club”, relató.

Thiago jugaba en el Rayo desde los cinco años, tenía dos hermanas: una mayor que él y otra de apenas un año y medio. El niño entrenaba dos veces por semana y no se perdía ningún partido en compañía de su familia.

Aún se investiga cómo sucedió el accidente, ya que los arcos se encuentran soldados y sujetos al piso, y rutinariamente se revisa el campo de juego.

El caso es seguido por la Fiscalía Número 2 de Morón, se busca determinar si hubo negligencia o fue responsabilidad de los funcionarios que debían cuidar el campo de juego.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más