FmBolivia
Radio FmBolivia

Libreto contra la auditoría de la OEA mutó al menos cinco veces

14

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Desde diciembre de 2019, el libreto contra la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) mutó en al menos cinco ocasiones. Los actores en cuyo discurso se detectó los cambios son: el exmandatario Evo Morales, el presidente del Senado, el secretario general de la Fiscalía General del Estado, el ministro de Justicia y el procurador.

Los ejes discursivos detectados son: 1) la auditoría no dice la palabra fraude, 2) OEA y UE hablan de irregularidades, no se comprobó el “fraude monumental”, 3) la auditoría no es vinculante, 4) Almagro incumplió el acuerdo y 5) la OEA no realizó una auditoría.

Desde el MAS indican que no hubo ninguna auditoría y que lo único que existe es un “informe político”. En cambio, la oposición replica que el oficialismo está en un afán desesperado para desacreditar el informe de la OEA.

El 30 de octubre de 2019, Diego Pary, entonces canciller, y Luis Almagro, secretario general de la OEA, suscribieron el acuerdo. El equipo de expertos y auditores arribó a Bolivia el 31 de octubre y el 10 de noviembre difundió su informe preliminar, ese día dimitió Evo Morales. El informe final fue conocido públicamente el 4 de diciembre de 2019.

Los ejes discursivos

Desde el exilio, en México, Morales sostuvo el 6 de diciembre de 2019 que el informe de la OEA no hablaba de fraude, además indicó que el único fraude fue el de la OEA, a la que calificó como “cómplice del golpe de Estado”.

“La derecha golpista me acusa de fraude electoral, cuando ni en el informe de la OEA habla de fraude, sino de irregularidades. Y la ley prevé que si hay irregularidades debe repetirse la votación en esas mesas”, sostuvo.

Luego de que el 9 de agosto la Secretaría para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA emitiera un comunicado en el que ratifica los hallazgos de la auditoría y detecta 12 deficiencias, ocho omisiones y cuatro contradicciones en la pericia que la Fiscalía encomendó a la Fundación General de la Universidad de Salamanca, el presidente del Senado, Andrónico Rodríguez, sostuvo que la OEA habla de irregularidades y que el “fraude monumental” no se demostró.

“Tanto la OEA (como) la Unión Europea ratifican su posición de mantener de que en las elecciones 2019 hubo irregularidades. Lo contrario: la oposición boliviana mantiene con el término de fraude monumental, lo cual no se ha demostrado de manera objetiva”, dijo Rodríguez el 10 de agosto.

El 31 de julio, en una entrevista, el secretario general de la Fiscalía General del Estado, Edwin Quispe, se refirió a la vinculatoriedad de la auditoría de la OEA. “En lo que no estoy de acuerdo es que se diga que el informe de la OEA tiene carácter vinculante”, dijo a El Deber radio. El 10 de agosto, Quispe sostuvo que para el Ministerio Público el informe de la auditoría de la OEA no es vinculante.

“Para nosotros, el informe de la OEA viene a ser un indicio más dentro del proceso de investigación y no es vinculante”, sostuvo.

El 25 de agosto, el ministro de Justicia, Iván Lima, ante el Consejo Permanente de la OEA reconoció que el 30 de octubre de 2019 el Estado y la Secretaría General suscribieron el acuerdo para la realización de la auditoría.

Sin embargo, observó que se publicara un informe preliminar no contemplado. Por ello, indicó que la Secretaría General incumplió el punto 5 del convenio que establece que se entregaría un informe final, no así uno preliminar.

Lima subrayó que ese informe preliminar detonó la convulsión social en Bolivia y fue el argumento para que las FFAA sugirieran la renuncia de Morales y se consolidara un “golpe de Estado”.

Almagro, en su réplica, dijo que su despacho cumplió el acuerdo de buena fe, y ante las diferencias con la delegación nacional dijo estar dispuesto a ir a un proceso de solución de controversias.

El domingo, el procurador Wilfredo Chávez sostuvo que Bolivia fue objeto de una burla de la OEA. Con base en un informe de la Contraloría General del Estado, requerido por su despacho, indicó que no se hizo ninguna auditoría al cómputo de las elecciones de 2019. Entre las conclusiones que citó está que la OEA, supuestamente, incumplió las normas de auditorías nacionales e internacionales para emitir su informe.

“No ha existido auditoría al cómputo electoral por parte de la OEA, lo que ha existido es un informe llamado de análisis o de integridad electoral, que no ha sido jamás pactado por el Estado y por tanto no podría ser vinculante en ningún efecto para los bolivianos y bolivianas”, afirmó a Bolivia TV.

Chávez retó a la oposición a revisar las actas de las elecciones de 2019, “acta por acta”. Morales, por su parte, anoche tuiteó: “El voto en Bolivia es manual y las pruebas del voto son las actas. Contemos cada voto”.

En esa línea, el diputado del MAS Juanito Angulo sostuvo que “hasta el momento no existe ni una auditoría, lo que existe es el informe político emitido por el señor Almagro”.

“El señor Almagro debe renunciar y debe someterse a los procesos que deben instaurarse de estas acciones irresponsables, irregulares, arbitrarias, en contra de nuestro Estado, en contra de nuestra democracia, en contra de nuestra estabilidad y en contra de nuestros derechos”, aseguró.

En cambio, el diputado de Comunidad Ciudadana (CC) Alejandro Reyes sostuvo que el Gobierno, encabezado con Morales, “está en un afán desesperado para desacreditar el informe de la OEA y no encuentra línea discursiva argumentativa”.

El legislador agregó: “El informe de la OEA, de la UE, más los estudios de Ethical Hacking son contundentes e irrefutables: Hubo un gigantesco fraude”.

El acuerdo y el informe

Convenio El 30 de octubre de 2019, el Estado y la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) suscribieron el acuerdo para la auditoría.

Trabajo El equipo de expertos y auditores de la OEA arribó a Bolivia el 31 de octubre y el 10 de noviembre de ese año difundió su informe preliminar. El 4 de diciembre divulgó el informe final.

Conclusión “El equipo auditor ha detectado una manipulación dolosa de los comicios en dos planos. A nivel de las actas, a partir de la alteración de las mismas y la falsificación de las firmas de los jurados de mesas. A nivel del procesamiento de los resultados, a partir del redireccionamiento del flujo de datos a dos servidores ocultos y no controlados por personal del TSE”, se lee en el informe.

“Hasta el momento no existe ni una auditoría, lo que existe es el informe político emitido por el señor Almagro”.

Juanito Angulo, MAS

“El gobierno, a la cabeza de Evo Morales, está en un afán desesperado para desacreditar el informe de la OEA”.

Alejandro Reyes, CC

“El MAS se obstina y cada día saca un jinete, un peón más para poder perseverar en esta idea falsa de que hubo golpe y no fraude”.

Centa Rek, Creemos

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas