Nuevos señalamientos y rumores sobre la vida privada de Evo Morales

27

La vida personal de mandatario candidato Evo Morales vuelve a la palestra política con dos rumores lanzados desde la oposición, sobre dos hijas que el jefe masista tendría con dos parejas distintas, tal como pasó con el caso Zapata, en la recta final de la época electoral.

Desde las redes sociales se fue difundiendo un certificado de nacimiento que señala a Morales como padre de una niña, supuestamente nacida el 8 de febrero de 2016, precisamente la semana en que se revelaba el escándalo del caso Gabriela Zapata y la empresa China CAMC.

Si bien los documentos no fueron confirmados, el nombre de la presunta pareja del mandatario ya fue revelado y corresponde a una joven mujer, nacida en Yacuiba y miembro de las juventudes del Movimiento Al Socialismo – MAS, denominado Columna Sur, de donde salió la actual presidenta del Senado, Adriana Salvatierra.

Los datos no han sido confirmados ni menos rechazados por los funcionarios de gobierno. Sin embargo, el abogado Eduardo León, quien llevó el caso Zapata primero como defensor de esta y luego como acusado, publicó todos los documentos en sus cuentas sociales exigiendo que el mandatario responda a los hechos.

Por su lado, el candidato a diputado uninominal por la Circunscripción 62 de Unidad Cívica solidaridad – UCS, Richard Flores, en conferencia de prensa acusó a Morales de tener una hija en Sucre, producto de una relación con una funcionaria de la capital del Estado, nacida el 8 de septiembre del mismo año que la anterior, es decir, 2016.

La supuesta madre de Yacuiba apellida Vargas, mientras la presunta progenitora de Sucre apellida Ugarte. Según los datos difundidos, de la primera se conoce que actualmente tiene 20 años.

Ningún funcionario estatal salió a desmentir o responder el tema que aparece a menos de 50 días de las elecciones generales del 20 de octubre.

Solo algunos internautas defensores del “proceso de cambio” cuestionaron que en las redes se dé crédito a “certificados con Photoshop”, también se dijo que esta “es una manera vil de atacar al presidente”.

El caso trae a la memoria reciente el escándalo generado por la relación de Evo Morales con Gabriela Zapata que data de 2005.

Fue el investigador Carlos Valverde quien lanzó la polémica el 3 de febrero de 2016, semanas antes del referendo constitucional por la modificación del art. 168 de la Constitución Política del Estado. El periodista afirmó que la relación encerraba un hecho de tráfico de influencias, pues la joven empresaria era gerente comercial del consorcio chino CAMC que se había adjudicado cinco proyectos millonarios de infraestructura.

Valverde mostró el certificado de nacimiento original de Registro Civil de un supuesto hijo inscrito por ambos como Ernesto Fidel. El tema pasó al ámbito político y luego legal con el arresto de Zapata bajo cargos de enriquecimiento ilícito, pues no supo explicar el origen de su fortuna. Fue sentenciada a diez años en el penal femenino de Miraflores de La Paz.

Sobre el hijo no se pudo comprobar su existencia y el uso de otro menor de edad por allegados a Zapata llevó el caso a trata y tráfico de personas e implicó a León y los abogados Willy Sánchez y Walter Zuleta, el primero con arresto domiciliario y los otros dos prófugos en Perú.

“Evidentemente a la Gabriela Zapata Montaño conocí el 2005. La verdad que era mi pareja el 2007 tuvimos un bebé y lamentablemente, nuestra mala suerte, ha fallecido, tuvimos algunos problemas y a partir de ese momento nos distanciamos”, reconoció Morales el 5 de febrero de 2016 y pidió no hablar más del tema porque era un asunto personal y sensible.

El Diario