Por falta de pruebas para Covid, la gente opta por tomografías

20

Por el colapso de los sistemas de salud, en especial de los laboratorios públicos y del seguro social, muchos ciudadanos no pueden acceder a una prueba rápida o PCR para detectar la Covid-19. Ante esa situación, muchos optaron por una tomografía para conocer cuál es el estado de sus pulmones.

En los últimos días, decenas de personas hacen filas en los centros médicos para someterse a este examen y saber si están contagiados o no. Para estos estudios, las personas deben pagar hasta 200 dólares, el doble de una prueba PCR.

“En la tomografía saldrá si tengo o no daños en los pulmones porque es un estudio más específico. Recurro a esta prueba porque todo el sistema de salud colapsó, así que estoy buscando un médico particular. Todo lo pago con mi dinero. Decidí hacerme este estudio por prevención”, dijo uno de los ciudadanos que hacía fila en las puertas de un centro de análisis de Miraflores.

Otra de las personas que aguardaban en la fila aseguró que ya no hay pruebas PCR en la Caja Nacional de Salud (CNS). “Se agotaron y optamos por la tomografía que nos pude informar si tenemos daños en los pulmones y los resultados son inmediatos”, declaró.

Los pacientes optaron por este estudio ante el colapso del sistema de salud público, privado y hasta de la seguridad social. En ninguno de estos lugares se puede acceder a una prueba molecular para determinar si contrajeron el virus.

Las tomografías llegan a costar 1.400 bolivianos (aproximadamente 200 dólares), casi el doble de lo que costaría una prueba PCR que tiene un valor de 750 bolivianos y es cuatro veces más caro que un test rápido que asciende a los 300 bolivianos. Estos costos se incrementaron considerando que antes de la pandemia, este estudio podía costar 1.000 bolivianos.

El neumólogo Marco Antonio García dijo que solicita estos estudios cuando las personas ya tienen los primeros síntomas. “En etapas iniciales no lo pedimos, sino cuando el paciente ya presenta síntomas. Escuchamos cifras de casos, pero deben ser más porque muchos no se confirman con las pruebas moleculares”, declaró.

El especialista explicó que atiende por día 10 nuevos casos y todos ellos ya vienen con sus tomografías, ninguno tiene pruebas PCR. “Se imagina a cuánto subirían las cifras oficiales, si tomamos en cuenta este otro tipo de análisis”, cuestionó.

García explicó que la tomografía sirve para hacer el diagnóstico, pero recomendó que sólo se debe realizar cuando un profesional así lo solicite. “El médico es quién debe hacer la solicitud, pero llegamos a tal nivel de desesperación que las personas están pidiendo tomografías por su propia cuenta. Me las envían directamente y ya presentan lesiones”, aseguró.

Para el neumólogo, los patrones de daños en los pulmones “son muy claros y típicos” porque en muchos casos son idénticos con otros pacientes. “Con estas pruebas no hay lugar a dudas. Supuestamente con un examen PCR puede haber margen de error, pero en una tomografía no hay dónde perderse. Viendo las imágenes de los pulmones ya puedo saber si tiene o no la enfermedad”, explicó.

Según un artículo de la revista Radiology, la tomografía de tórax es la mejor prueba para detectar el coronavirus. “El diagnóstico temprano es crucial para el tratamiento y control de la enfermedad. En comparación con la PCR, la tomografía computarizada de tórax puede ser un método más fiable, práctico y rápido para diagnosticar y evaluar la Covid-19, especialmente en el área de la epidemia”, se lee en la nota.

En Bolivia, las directrices del Ministerio de Salud sólo ordenan a los laboratorios del sistema público, seguridad social y privados reportar los casos de personas positivas de Covid-19 por pruebas moleculares PCR o GeneXpert, y no toman en cuenta los centros donde se realizan las tomografías.

Recomendación

Oficial El protocolo -emitido por el Ministerio de Salud- sugiere realizar estudios complementarios a los pacientes sintomáticos, como el electrocardiograma, la radiografía de tórax, la tomografía de tórax y ecografía de tórax.
Estudio La tomografía de alta resolución de tórax es el método diagnóstico para enfermedad pulmonar intersticial provocada por el coronavirus al inicio, durante y después del tratamiento, según el protocolo.
Otro método En el caso de la radiografía de tórax, la guía explica que es un método de diagnóstico económico y accesible. “Demuestra patología intersticial en el 45% de los casos de casos complicados (neumonías graves)”, se lee en el documento.

¿Cuándo se debería hacer una tomografía?

Para el neumólogo Marco Antonio García, sólo un médico debe emitir una orden para que una persona se someta a una tomografía de pulmones, pero aseguró que el “momento ideal” es cuando el paciente ya tiene síntomas de la enfermedad, como dolor en el tórax y dificultad para respirar.

“Esos son los parámetros, pero en muchos casos vemos que la lesión pulmonar ya está antes de que el paciente tenga una dificultad respiratoria. Si una persona estuvo en contacto con un paciente que dio positivo a la Covid-19 y si ya tiene molestias, la tomografía nos puede servir para identificar el mal”, explicó el especialista.

Sin embargo, García advirtió a la gente que no vaya a someterse a este estudio por una mínima sospecha. “Eso derivaría en un colapso de los centros de salud. Se recomienda siempre que sea por recomendación médica”, afirmó.

Pagina Siete.