La Armada Boliviana rinde un homenaje en memoria de los efectivos navales fallecidos por Covid-19

19

“Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” Juan 11:25. Dios dé consuelo y esperanza a quienes han perdido algún ser querido por esta pandemia. La Armada Boliviana tiene un registro de nueve fallecidos, entre Oficiales Superiores, Suboficiales y un Personal Civil que en cumplimiento del deber perdieron la vida en la Lucha Contra el Covid-19, a esta lista se suman los centenares de efectivos que dieron positivo al virus además de aquellos que se encuentran en la búsqueda de un donante de Plasma Hiperinmune.

Es algo muy doloroso para el mundo entero, más aún para familiares, camaradas y amigos que han perdido a un ser querido sin poder darles una despedida o entierro digno. Hoy la Armada Boliviana rinde un homenaje póstumo a los Capitanes de Navío Mario Torrico Delgadillo, Jesús Stingrey Reyes Corrales, Ramiro Vallejos Aguilar, a los Suboficiales Jhon Ruíz Mendoza, Martín Cuellar Uscamayta, Gumercindo Mamani Flores, Cristóbal Justo Illanes Vega, Alex Flores Chalco y al personal Civil Romel Roca Terrazas, quienes estuvieron destinados en diferentes Unidades Navales, estos héroes que partieron de esta tierra, son hijos de la patria que en esta pandemia ofrendaron sus vidas en cumplimiento del deber.

Asimismo, rinde un homenaje a los efectivos navales que dejaron este mundo, entre ellos; Almirante en Servicio Pasivo Luis Adolfo Guillen Tejada, Vicealmirante Jorge Luis Infantes Macuaga, Capitanes de Navío en Servicio Pasivo Fernando Doria Medina Morón, Jorge Issac Peñaloza Cordero, Teniente de Navío Juan Carlos Calamani Pérez, Suboficial en Servicio Pasivo Santos Molle Perca, además a la Sra. Evelin Chávez de Rojas, Esposa del Capitán de Navío Giovani Rojas Hinojosa y la Sra. Lucia Montenegro Aguirre, Esposa del Capitán de Corbeta Juan Rene Silva Huanca.

La Armada Boliviana eleva una oración; “Por los que ya no están con nosotros te pedimos consuelo para sus familias, te pedimos por los enfermos e infectados: Dios, oramos por su sanidad. Te rogamos que los ayudes, y que sostengas sus cuerpos y espíritus. Te pedimos que se acerquen a ti y busquen tu rostro. Te suplicamos que, conforme a tu infinita bondad y misericordia, detengas la propagación de la infección y que ya no tengamos que lamentar más pérdidas de vidas humanas, amén”.

DGCS/bam.
Fuente: La Armada En Acción.