FmBolivia
Radio FmBolivia

Si el Gobierno no negocia, TPA cobrará el doble a carga nacional

6

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

En el caso de que el Gobierno no negocie con la Terminal Puerto Arica (TPA), los importadores y exportadores bolivianos tendrán que pagar el doble por mover su carga a partir del lunes 5 de agosto.

De acuerdo con una revisión que hizo este medio a las tarifas públicas vigentes de la TPA, que fueron actualizadas este mes, se evidencia que peruanos y chilenos pagan 68,2 dólares por el carguío de los contenedores llenos o vacíos de 20 o 40 pies.

En la actualidad, Bolivia, con la intermediación de la Administradora de Servicios Portuarios (ASP-B), paga 31,24 dólares a la TPA por la carga de 20 pies y 32,54 dólares por la de 40 pies, los volúmenes más frecuentes en la importación boliviana.

Sin embargo, por ese mismo volumen la administradora boliviana cobra a los empresarios bolivianos 119,92 y 146,17 dólares, respectivamente.

En un comunicado de la TPA, publicado el pasado lunes, anunció que a partir del lunes 5 de agosto aplicará el cobro de nuevas tarifas a las cargas bolivianas debido a que las actuales afectan su competitividad. Para ello convocó a la ASP-B a negociar para acceder a una serie de descuentos.

La concesionaria mencionó que a fines de 2013 venció el acuerdo tarifario con la entidad boliviana encargada de gestionar los pagos por los servicios portuarios en la terminal de Arica, y que desde esa fecha no hubo ningún avance al respecto.

“Esta situación anómala requiere de una normalización, ya que afecta la competitividad y nivel de servicio que la terminal ha comprometido con sus clientes importadores bolivianos”, señala parte de la nota oficial.

El documento también señala que por esta razón la Empresa Portuaria de Arica (EPA) instruyó a TPA “normalizar” las tarifas entre ambas entidades, conforme a lo que indica el Manual de Servicios del Puerto de Arica.

Para ello, hizo extensiva una invitación a la ASP-B con el fin de “informales e invitarles a solicitar descuentos” a las tarifas públicas que están vigentes.

Al respecto, el canciller boliviano Diego Pary manifestó ayer que “hemos tomado conocimiento de esta información y vamos a pedir una explicación de este incremento de las tarifas a la Cancillería chilena, y una vez que tengamos la información oficial tendremos mayores detalles y hacer los comentarios”.

El presidente de la Cámara Nacional de Despachantes de Aduanas (CNDA), Antonio Rocha, manifestó que la ASP-B debe reunirse con la concesionaria chilena y hacer su contraoferta.

“La ASP-B tiene que sentarse a negociar a la mesa, tiene un peso importante porque al ser el ente monopólico que administra la carga de entrada y salida en el puerto, y la carga boliviana, al ocupar el 75% que entra por ese puerto, obviamente tiene el peso para negociar”, opinó Rocha.

En su criterio, no resultará lógico que la ASP-B se deje imponer una tarifa, ya que tiene la condición de propietaria de las tres cuartas partes de la carga que ingresa al puerto del norte de Chile, de manera tal que es su mayor comprador.

“Pero mal puede hacer al darle la espalda y no sentarse, porque la concesionaria se hará autorizar con la EPA una nueva tarifa que le convenga como prestador de servicio y esto perjudicará al dueño de la mayoría de la carga que pasa por ese puerto”, acotó el titular de la cámara.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas