Nuevo incidente en Alpacoma

0

La madrugada de ayer, un desajuste en una de las piscinas que almacenan lixiviados en el relleno sanitario de Alpacoma provocó derrame del fluido. El alcalde Luis Revilla indicó que el problema no tiene la misma dimensión que el ocurrido en enero.

En conferencia de prensa, el burgomaestre paceño explicó a detalle y con imágenes captadas por un dron, sobre la situación del fluido que se desprendió de la piscina, ubicada en la parte baja del relleno sanitario, por lo que se descarta que se trate de un deslizamiento.

Indicó que el relleno sanitario de Alpacoma consta de tres piscinas en las cuales se almacenan los lixiviados, los cuales son líquidos presentes en los residuos sólidos urbanos (RSU), que se degradan formando un elemento contaminante de color negro y de olor muy penetrante.

Los líquidos tóxicos deben tener un tratamiento apropiado. Si no se controlan oportunamente los lixiviados pueden contaminar los suelos, aguas superficiales y subterráneas.

Con imágenes captadas desde un dron, el Alcalde informó sobre el derrame de lixiviados de las piscinas de almacenamiento y tratamiento, lo mismos que se encuentran en predios pertenecientes a la empresa de Tratamiento Especializado de Residuos Sólidos y Servicios Ambientales (Tersa). Los líquidos nocivos bajaron hasta tocar tierra, pero no se asemeja al ocurrido el 15 de enero pasado.

Tersa ejecutó el traslado de líquidos desde la piscina afectada hacia otras que son contiguas, para controlar el flujo y evitar la contaminación del río Achocalla; al parecer no hay contaminación, sin embargo eso deberá establecerse a partir de exámenes de laboratorio. Además de investigar las causas.

El derrame podría haber sido provocado por acciones y movimiento de maquinaria o por el estallido de dinamitas.

Revilla indicó que pobladores del sector de Isla Verde y Sequoia, durante el fin de semana, escucharon explosiones en los cerros colindantes con el relleno sanitario, por lo que de acuerdo con las autoridades municipales la Fiscalía tendrá que investigar la situación.

Como la propiedad donde se produjo el derrame pertenece a Tersa, el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz, además de multar a la empresa, iniciará acciones legales en contra de la misma, por daños contra la salud. Los trámites estarán bajo análisis y ejecución de los abogados de la Alcaldía.

Revilla recordó la necesidad de que la Gobernación de La Paz emita la licencia ambiental para poder habilitar el nuevo relleno sanitario en Saka Churu y poder cerrar definitivamente el botadero de Alpacoma.

Por otra parte, la Fiscalía presentó la imputación formal en contra del alcalde Revilla, por presunta comisión de los delitos de incumplimiento de deberes y delitos contra la salud pública en el denominado caso Alpacoma.

El fiscal departamental William Alave expuso que la imputación nace a propósito de la sentencia del Tribunal Constitucional el cual determinó la existencia de responsabilidad por parte del Alcalde, en el supuesto daño a la salud pública, causado por el deslizamiento del relleno Nuevo Jardín de Alpacoma en enero pasado.

El Diario.