Bandos afines al MAS se enfrentan por el oro, hay heridos y retenidos

115

Los interculturales y trabajadores campesinos, ambos afines al Movimiento Al Socialismo (MAS), se enfrentaron por el control de la comunidad Chushuara, en la provincia Franz Tamayo, La Paz, hecho que dejó heridos y retenidos. Ambos sectores se acusaron de contratar extranjeros y delincuentes para el avasallamiento de tierras comunitarias y dar paso a la explotación de oro, que acabaría con las plantaciones y la pesca en la zona.

Los enfrentamientos se registraron en la noche del martes. En redes sociales se difundieron videos que muestran a personas heridas de bala y se escuchan explosiones de dinamita y disparos de supuestas armas de fuego.

Los primeros en denunciar esos sucesos fueron los trabajadores campesinos y apuntaron como avasalladores a los interculturales, que presuntamente buscan apropiarse de los predios para la explotación minera.

Ayer, en La Paz, el exsambleísta departamental Marín Sandoval y el secretario general de la comunidad originaria Chushuara, afiliada a los interculturales, dieron su contraparte y denunciaron que grupos de delincuentes contratados por miembros de la Federación de Trabajadores Campesinos Túpac Katari avasallaron sus tierras con la intención de realizar la explotación de oro en los ríos de ese sector.

Señalaron como cabecillas del conflicto a Dionisio Patzi, exsecretario de su sector, y a Hernán Salas, conocido como el Choco. “Estos señores, denominados Túpac, Franz Tamayo, se escudan en esa organización, pero el objetivo es la explotación minera; quieren desplazar de la zona a los comunarios que viven en armonía con el medioambiente. Le decimos a Hernán Salas que no siga mintiendo”, dijo Sandoval.

Aseguró que resultado de los hechos violentos hay varios heridos del lado de los interculturales, 40 desaparecidos y 18 personas maniatadas en la plaza de la comunidad.

“Es absolutamente falso. Pasa que estos señores, Meneses y Sandoval, han lavado la cabeza a la gente diciendo que si se pasan de los Túpac a los interculturales iban a lograr que el INRA (Institutito Nacional de Reforma Agraria) sanee las tierras. Tienen antecedentes penales por estafa, han pedido dinero a la gente”, informó a Página Siete Hernán (Choco) Salas, secretario de relaciones de los campesinos del sector de Chushuara, afiliados a la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb).

“Como ya se les acabó la dinamita con la que nos atacaron ayer (el martes), los jóvenes de Apolo han capturado a 20 de estos delincuentes que han contratado; hay exreclusos, colombianos y venezolanos”, señaló Salas, quien fue subgobernador en la gestión de Félix Patzi, ahora él y su sector apoyan al MAS.

Aseguró que, entre los cabecillas de los ataques se retuvo a una mujer, identificada como Abigail Choquehuanca, quien, junto con otros retenidos, fue trasladada a Apolo.

Por su lado, los campesinos tienen tres heridos de bala, uno de ellos con tres proyectiles, uno en el cuello y dos en el cuerpo; esta persona fue internada ayer en el Hospital Arco Iris de La Paz.

Régimen Interior

Por otro lado, Página Siete tuvo acceso a un audio de una supuesta llamada telefónica entre el director de Régimen Interior del Ministerio de Gobierno, Marco Antonio Cuentas, y el dirigente Meneses. En la conversación, Cuentas deslinda responsabilidad y explica que recibió denuncias de ambos lados; la conversación concluye con un anuncio de verificación del aval político que tendría el “Choco Salas”.

“El Choco Salas ahora está con los Túpac, ¿no ve? ¿La Confederación le da apoyo o no?”, pregunta Cuentas a Meneses, y éste le respondió que, según los interculturales, dicho dirigente no contaría con respaldo.

Asimismo, Sandoval culpó a la Defensoría del Pueblo por propiciar la representación de dirigentes ilegales en mesas de diálogo.

Defensoría

Sobre el conflicto, la Defensoría del Pueblo informó que el proceso de saneamiento en Chushuara fue paralizado, pese a que existe una Sentencia Agraria Nacional S1 N°010/2011 del Tribunal Agroambiental, que el INRA debió dar cumplimiento. “Oportunamente debió elevar un informe de conclusiones técnico-jurídicas para verificar el derecho a la propiedad agraria en esa zona en más de 11 años, lo que desembocó en problemas entre tres grupos”, señala una nota de la Defensoría. Esa instancia verifica sobre la posible existencia de 15 personas heridas y siete retenidas en el conflicto.

Dirigente originario: Ambos bandos mienten
Sobre el conflicto y los enfrentamientos registrados en Chushuara, César Fernández, de la comisión de medioambiente de la Federación Intercultural La Paz, afirmó que los dirigentes de la Federación Túpac Katari y de los interculturales mienten. Aseguró que al contrario de lo que señalan en sus discursos, ambos buscan controlar la zona para dar paso a la explotación de oro.

“Vengo del área 4, me encomendaron decir la verdad. En realidad, estas dos comunidades (Chushuara Alto y Bajo) están mintiendo. Antes no había la comunidad Chushuara, ese sector se organizó por la cooperativa (agraria) Marfil. La personería jurídica fue tramitada por un extrabajador, a partir de ahí cambió de nombre”, explicó Fernández.

El dirigente dijo que tiene en su poder la “sentencia agraria” que determina que la localidad pertenece a la provincia Franz Tamayo. “No tiene que haber problemas ni con los interculturales ni con los Túpac. Ninguno de ellos dice la verdad, así de claro lo voy a decir”, remarcó.

Señaló a Marín Sandoval de no pertenecer a la zona y tratar de crear división en el sector; “este señor no tiene tierra”, dijo. Fernández refirió que ambos bandos se acusan de buscar la explotación de oro, pero hasta el momento la zona está libre de ese tipo de contaminación al medioambiente.

Aseguró que ambos grupos crearon comunidades ilegales.

Fuente: Pagina Siete