Aval político prevalece en cargos diplomáticos

2

ALGUNAS DESIGNACIONES: ARIANA CAMPERO, PASTOR MAMANI, RAMIRO GUERRERO Y GONZALO DURÁN. TODOS ELLOS EXFUNCIONARIOS OBSERVADOS.

En las últimas semanas, el gobierno de Evo Morales y los dos tercios del Movimiento al Socialismo (MAS) en el Legislativo designaron a por lo menos tres exfuncionarios del Gobierno como representantes diplomáticos en tres países: Chile, Panamá y Cuba. Ninguno de estos cuenta con carrera diplomática, pero sí con aval político.

La última designación benefició a la exministra de Salud, Ariana Campero, quien enfrentó una ola de críticas porque como responsable de dicha cartera no pudo resolver el conflicto con los médicos que en 2017 paralizaron por varias semanas sus actividades por la aprobación del Código del Sistema Penal, norma que finalmente, en enero de 2018, fue anulada.

Ahora Campero alista maletas para volver a Cuba ya no como estudiante de medicina, sino como Embajadora de Bolivia en reemplazo de Juan Ramón Quintana.

Días antes, el canciller Diego Pary confirmó que designó como Cónsul de Bolivia en Chile a Ramiro Guerrero, exfiscal general del Estado, quien en los seis años en el cargo tuvo serias observaciones y denuncias en el manejo de varios procesos que involucran a exfuncionarios de Estado.

La oposición considera que estas designaciones en cargos diplomáticos son para “pagar facturas” políticas, a cambio de los favores al Gobierno central.

Otro caso que llamó la atención fue la designación del expresidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) Pastor Mamani, quien, aun estando en el cargo, se declaró “admirador de Evo Morales”. Hace algunas semanas, el gobierno le nombró Embajador de Bolivia en Panamá.

El canciller Diego Pary defendió las designaciones de estos dos exfuncionarios.

“Ambas personas son profesionales, ambas personas han tenido responsabilidades en diferentes instituciones y tienen todo el derecho de cumplir una responsabilidad de esta naturaleza, como cualquier boliviano que es invitado para cumplir una función pública”, afirmó.

El año pasado, el exmagistrado del Tribunal Constitucional, Rudy Flores, quien junto a otros magistrados avalaron la reelección indefinida de Evo Morales y Álvaro García, fue designado como ministro consejero de la representación diplomática de Bolivia ante organismos internacionales en Ginebra, Suiza. Su esposa también ocupa un cargo diplomático.

Otro caso que llamó la atención de la población es el nombramiento como embajador de un militar denunciado por manejos irregulares en las Fuerzas Armadas.

En mayo de 2017, el general de Aviación Gonzalo Durán fue designado como embajador de Bolivia en Francia a pesar de enfrentar procesos en la Fiscalía por hechos de corrupción en el TAM.

Bolivia tiene 35 embajadas en el exterior, incluyendo la del Vaticano. En la lista de embajadores en Sudamérica hay tres exlegisladores del MAS: el cantautor Juan Enrique Jurado, en Ecuador; Santos Tito Veliz, en Argentina, y Edmundo Polo, en Colombia. En Italia se instaló el exdiputado masista Carlos Aparicio. También existen tres exministros de Evo Morales con cargo de embajadores: José Kinn, en Brasil; René Orellana, en Uruguay y Ramiro Tapia, en España.

El Diario