YPFB califica a la Planta de Úrea como el «peor capricho» político del MAS

21

El presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Herland Soliz, aseguró este viernes que la construcción de la Planta de Úrea de Bulo Bulo, en Cochabamba, es el «peor capricho político» del Movimiento Al Socialismo (MAS), tomando en cuenta que es el proyecto más deficitario de la estatal petrolera.

Según el presidente de YPFB, se extreman esfuerzos para reconducir el proyecto de la urea y hacer que sea rentable, aunque se detectaron problemas desde su concepción.

«Este es el peor capricho político que se realizó en YPFB. Este es el negocio más deficitario que tenemos actualmente en YPFB y, en estos dos meses, estamos buscando como volver estos números rojos en favorables», aseguró en rueda de prensa.

Explicó que inicialmente se acordó en que la construcción de la Planta de Amoniaco y Úrea de Bulo Bulo sea por 890 millones de dólares, pero al final se adicionaron 110 millones de dólares, por lo que su edificación costó en total 1.000 millones de dólares.

Dijo que se tuvo que agregar 53 millones de dólares por dificultades en el transporte, almacenaje y puntos de embarque, por lo que el proyecto demandó, al final, 1.053 millones de dólares.

También reveló que al iniciar la construcción de la Planta de Úrea, en 2015, se proyectó que el precio de la tonelada métrica debía costar 800 dólares, pero al terminar el proyecto, el costo bajó a 253 dólares en el mercado internacional.

«Como va cuadrar los números si los precios están muy por debajo de lo planificado», lamentó.

En ese sentido, mencionó que a corto plazo se prevé parar las operaciones en la planta, mientras dure la auditoría, y sólo se la hará funcionar para garantizar la provisión del fertilizante en el mercado interno.

«Hay una auditoría extrema que estamos haciendo. Estamos localizando los máximos esfuerzos para tener esta planta funcionando porque debería ser un negocio rentable», remarcó.

Pagina Siete.