Inician juicio por desfalco en Banco Unión

La Fiscalía presentó acusación formal contra cuatro imputados por el desfalco de más de Bs 1.6 millones a la agencia del Banco Unión en la población de Desaguadero. Los acusados, para quienes se pide 12 años de cárcel, serán juzgados por delitos financieros, incumplimiento de deberes y conducta antieconómica, informó ayer el fiscal departamental de La Paz, Williams Alave.

La resolución de acusación formal contra Cesar R., exjefe de operaciones de la agencia de la entidad bancaria; Wilmer Q. Ch., Fanny Ruth Q., cajeros y parte del control dual, además de Mariela N.A., fue presentada el 21 de enero y para los siguientes días se prevé la hora y fecha de audiencia para el inicio de juicio oral.

“Existen indicios suficientes para que estas personas sean sometidas a un juicio oral y contradictorio. Se los está acusando por conducta antieconómica, incumplimiento de deberes y delitos financieros”, puntualizó la autoridad.

En septiembre de la gestión pasada se develó un nuevo caso de corrupción en la entidad estatal, después de que se realizó una auditoría a las gestiones 2015 al 2017. Hecho que ocurrió antes del millonario desfalco de Bs 37.6 millones a las agencias de Batallas y Achacachi, protagonizado por Juan Pari.

PRUEBAS

Alave manifestó que existen suficientes indicios de responsabilidad contra los implicados, los cuales serán fundamentados en la acusación formal con pruebas documentales y testificales, además de ser explicados durante el juicio oral.

“Existen pruebas testificales y contamos con más de 38 pruebas documentales que serán fundamentadas y sustentadas en la acusación y presentadas a la autoridad jurisdiccional”, puntualizó el fiscal.

Tras conocer de estas irregularidades se hicieron allanamientos al negocio y al domicilio del principal responsable del desfalco, donde se pudo certificar el desvío de los dineros que estaban destinados para los cajeros automáticos (ATM).

HECHO

Según las investigaciones, el exjefe de operaciones de la agencia de Desaguadero simulaba que el dinero de los ATM de esa localidad se habría agotado, cuando existen imágenes de las cajas donde se muestran con suficientes billetes.

El acusado procedía a solicitar más montos de dinero y luego de recibirlo, dejaba solo tres o cuatro billetes, para justificar que realizaba el llenado de los cajeros, cuando en realidad, sustraía los recursos para su propio beneficio.

Las indagaciones develaron que el acusado realizó la manipulación de esos recursos en cinco oportunidades. El 19 de septiembre de 2015, el 18 de octubre de 2016, el 29 de diciembre de 2016, el 13 de abril de 2017, el 19 de junio de 2017 con las sumas de entre Bs 474.000, Bs 489.000, Bs 491.000 y otros, haciendo un total de Bs 1,6 millones, de acuerdo con las investigaciones preliminares.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más