Piden endurecer sanciones por incremento de chaqueos

Asambleístas y expertos denuncian inacción de autoridades, especialmente de parte del Ministerio de Medio Ambiente y la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), respecto al incremento de chaqueos y los efectos de los incendios que se registran en el norte paceño, por lo que sugieren endurecer las sanciones por la quema de biomasa.
“La única solución que yo veo es que se debe endurecer las sanciones y sancionar de forma ejemplar a quienes están originando estos incendios y ahí esta las responsabilidades de otros niveles de Estado”, afirmó el viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes.
“La autoridad de Tierras y Bosques, del Ministerio de Medio Ambiente debería ser quien regule el tema de quemas (…) personalmente y como institución, no sabemos de ningún comunicado sobre la regulación de chaqueos”, sostuvo el director del Laboratorio de Física de la Atmósfera (LFA) de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Marcos Andrade.
De la misma manera, para el director de Prevención y Control Ambiental de la alcaldía paceña, Marco Antonio Martínez, esa cartera de Estado, “a través de la Dirección General de Gestión y Desarrollo Forestal de manera conjunta con la ABT (Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra) deberían establecer el control de los permisos de chaqueo”.
Ambos profesionales, manifestaron que desconocen si ese ministerio realizó alguna acción para evitar las consecuencias de las quemas y coincidieron en señalar que, por lo menos, se debió propiciar medidas de prevención como campañas.
Por su parte, el asambleísta por Comunidad Ciudadana (CC), Alejandro Reyes, sostuvo que “lastimosamente estamos viendo la inacción de las autoridades, de los alcaldes de los municipios como La Asunta, donde claramente hay muchos chaqueos. Vemos la inacción del gobernador que también parece no importarle lo que está sucediendo, que ya se viene denunciando hace mucho tiempo”, sostuvo.
El diputado convocó a “tomar cartas en el asunto”, porque “se está contaminando el país, la ciudad La Paz y necesitamos buscar a los responsables de estos supuestos chaqueos que en realidad son intencionales y que, por supuesto, están dañando el ecosistema”.
El viceministro explicó que la Ley 602 y la 700 establecen responsabilidades en distintos niveles de gobierno para sancionar, sin embargo, “lamentablemente, si no identificamos el origen de los incendios difícilmente vamos a poder solucionar el problema”, dijo.
Aseguró que, algunos de los chaqueos son “mal intencionados y otros irresponsables” y que se realizó trabajos de prevención al respecto, pero se continúa con esas malas prácticas. “Se les explicó mucho sobre el tema, pero alguna gente, sigue haciendo mal uso de eso”.
A su parecer, la sanción por cometer estas faltas “sigue siendo irrisoria, 20 centavos de dólar por hectárea quemada”, entonces varias personas “prefieren pagar esa multa y hacer el desastre”.
El biólogo e investigador docente, Roger Carvajal, explicó que la quema de biomasa vegetal genera partículas “altamente tóxicas, por lo que, hay que evitar que esas partículas ingresen al organismo, por eso debe usarse barbijos, incluso en ambientes abiertos”.
Ese humo denso provoca trastornos respiratorios sobre todo a la gente que tiene asma, también a niños, adultos mayores y embarazadas.
Además, “las partículas suspendidas quedan varios días (en la atmósfera), por ejemplo, en San Juan, quedaban al menos una semana en las ciudades y la presencia de vientos contribuye la disipación”, apuntó el experto.
Por otro lado, advirtió que “estas partículas fundidas en el aire podrían contribuir a evitar que se formen microgoticulas (pequeñas gotas) de agua para la precipitación, entonces, haría que deje de haber lluvias no obstante que haya nubes y esto afecta a todos, doble perjuicio: medioambiente y el tema de las lluvias”, recalcó.
Ayer, la Alcaldía de La Paz informó que se registraron 93,3 microgramos por metro cúbico de material particulado (PM10), lo que supera el límite permitido de 50 en la ciudad, y recomendó a la población no exponerse porque “la calidad del aire no es buena”.
El secretario municipal de Gestión Ambiental y Energías Renovables, Marcelo Lorberg, recordó que la Ley de Medio Ambiente establece un límite permitido de 150 microgramos por metro cúbico de material particulado para llegar a una “emergencia ambiental”.
En La Paz el límite de 50 microgramos por metro cúbico establece la calidad del aire, por lo que, con los niveles registrados, se puede afirmar que al aire paceño está contaminado.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más