Científicos logran sintetizar cocaína a partir de una planta de tabaco genéticamente modificada

A través de la alteración genética y el complejo proceso biosíntesis, los especialistas consiguieron producir una pequeña cantidad de esta droga estimulante, que de todas maneras no satisfaría la demanda a gran escala

Un grupo de investigadores chinos ha modificado genéticamente una planta de tabaco que tiene la capacidad de sintetizar cocaína de manera efectiva, rápida y económica, según se detalla en un estudio reciente publicado por la revista Journal of the American Chemical Society.

Conocer cómo funcionan los procesos biosintéticos de diferentes plantas podría ser importante para el campo de la bioquímica o a las industrias farmacéuticas, con el fin de comprender mejor cómo producir, por ejemplo, pesticidas o fármacos más eficientes.

Precisamente, los investigadores del Instituto Botánico de Kunming (China) buscaban conocer en mayor profundidad las propiedades medicinales de la planta de coca (Erythroxylum), pero primero debían familiarizarse con el complejo proceso biosintético.

Cocaína a partir de la biosíntesis y manipulación genética

Luego de realizar experimentos y pruebas, los expertos lograron resolver un enigma científico gracias a la actividad de dos enzimas presentes en un pariente de la planta de tabaco (Nicotiana benthamiana) genéticamente alterada.

«Es posible diseñar diferentes análogos de la cocaína para el descubrimiento de fármacos. Sin embargo, no sabemos si podemos obtener estimulantes con propiedades psicoactivas reducidas», dijo el autor principal Sheng-Xion Huang al MailOnline.

No es posible producir la droga a gran escala
Como resultado, los científicos lograron sintetizar cocaína de las hojas secas de la planta N. Benthamiana. Sin embargo, la cantidad producida de este estimulante de tipo «alcaloide tropano» fue mucho menor (400 nanogramos por miligramo de hoja seca) que la observada en una planta de coca.

«En la actualidad, la producción disponible de cocaína en el tabaco no es suficiente para satisfacer la demanda a gran escala», agregó Sheng al New Scientist.

Narcotráfico, fiestas y medicina
La cocaína es una de las drogas ilegales más consumidas del mundo y está generalmente ligada a los grandes cárteles de narcotráfico y a las fiestas. La planta es originaria de los Andes amazónicos y sus hojas tienen un valor especial para las culturas precolombinas.

A nivel médico, en el siglo XIX fue usado como anestésico para la cirugía ocular. Y recientemente, en 2020, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de EEUU anunció que autorizará el uso de la cocaína como anestesia tópica de las membranas mucosas.

Fuente: EL DEBER

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más