FmBolivia
Radio FmBolivia

Redención: Gabriela Zapata “canjeó” días de trabajo o estudio para su acortar su condena

56

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Gabriela Zapata se acogió al beneficio de redención de pena para activar su salida en libertad condicional. Según la figura incluida en la Ley de Ejecución Penal y Supervisión, la expareja de Evo Morales “canjeó” un día de pena por dos de trabajo o estudio para cumplir el requisito de plazo procesal y así dejar el penal de Miraflores.

Zapata fue beneficiada ayer con un mandamiento de libertad condicional, que el juez cuarto de Ejecución Penal, Abraham Aguirre, dictó a su favor y con ello pudo salir del recinto carcelario donde fue remitida en 2016 por el escándalo de las adjudicaciones de contratos estatales para la empresa china CAMC, donde ella era gerente de relaciones.

La expareja del jefe masista fue sentenciada en agosto de 2017 a diez años de cárcel por la comisión de los delitos de legitimación de ganancias ilícitas, asociación delictuosa, falsedad ideológica, uso de instrumento falsificado, contribuciones y ventajas ilegítimas y uso de bienes y servicios públicos. Para acceder a libertad condicional debía cumplir dos tercios de ese tiempo; es decir, seis años y medio, pero ayer quedaba en libertad solo con media pena cumplida.

El juez Aguirre, en entrevista con el programa Encontrados de radio Fides, aclaró que Zapata se benefició con la figura de redención de pena y con ello cumplió “por demás”, el tiempo requerido de los dos tercios de su condena para salir en libertad.

“La interna que ha sido beneficiada, durante el tiempo de su condena ha tramitado su beneficio de redención de condena, que consiste en redimir un día de pena por días de trabajo o estudio”, explicó sin detallar si Zapata logró un trabajo o se inscribió a un plan de estudios desde el penal de Miraflores.

Según la normativa, para activar ese beneficio y comenzar a computar los días, se debe cumplir dos quintas partes de la condena, en el caso de Zapata, cuatro años que se cumplieron en 2020, si se toma en cuenta el periodo como privada de libertad que inició en febrero de 2016.

La figura se enmarca en el artículo 138 de la LEPS y la visión de un sistema progresivo carcelario que garantiza los derechos de las personas privadas de libertad, con reinserción y readaptación social.

En el mismo programa, el periodista Carlos Valverde, que fue el investigador que destapó el escándalo del idilio de Zapata y Morales, la exgerente de CAMC “seguramente calculó cuánto estaba ganando por día en la cárcel”, al recordar que pese a las figuras de corrupción y legitimación de ganancias, no se le incautó ni recobró ni un centavo de los Bs 50 millones que, se presume, tiene en cuentas y bienes.

Sobre Zapata queda otro caso abierto, que ni siquiera ingresó a etapa de juicio, sobre la presunta trata y tráfico de menores, por el uso que se hizo de un niño para hacerlo aparentar como el hijo que ella decía tener con el exmandatario plurinacional.

Ernesto Fidel Morales Zapata era el nombre que ambos progenitores inscribieron en Registro Civil en abril de 2007. Tras el escándalo y las contradicciones sobre la existencia, vida o muerte de ese menor, el entorno de Zapata, con su “tía espiritual” Pilar Guzmán, convencieron a un matrimonio joven para “prestar” a su hijo para exponerlo ante una juez e incluso la cadena CNN que desistió de una entrevista al notar esas irregularidades.

//@VisorBolivia//

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas