Candidatas del oficialismo y la oposición critican actitud «machista» de Carlos Mesa

4

Candidatas del oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) y del frente opositor Bolivia Dice No criticaron el lunes, por separado, la actitud «machista» que el presidenciable de la alianza Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, mostró en una tensa entrevista de televisión en la que evitó responder sobre el dinero que supuestamente recibió del exmandatario Gonzalo Sánchez de Lozada.

«A @carlosdmesag le incomodan las preguntas, le incomoda la prensa y no logra esconderlo. La forma en la que evade las preguntas de Gabriela Oviedo (porque no puedo decir la forma en que responde) sólo evidencia al patriarca petulante que es…», escribió en su cuenta en Twitter la diputada y candidata por el MAS, Valeria Silva.

En una entrevista con Unitel el domingo en la noche, Mesa le recordó a su entrevistadora Gabriela Oviedo que ella fue Miss Bolivia después que ella le preguntó si su función como vocero de la demanda marítima boliviana incidió en su decisión de lanzar su candidatura a la Presidencia, tomando en cuenta el protagonismo mediático que le dio esa labor.

¿Tú estarías haciéndome esta entrevista si no hubieras participado en un concurso de belleza?, contestó Mesa, una respuesta que encendió las redes sociales con comentarios que reprobaron la posición despectiva del candidato de CC hacia las mujeres.

Otros «descalifican a @GabrielaOviedoS por la entrevista que realizó y olvidan que del otro lado estaba un candidato a la presidencia @carlosdmesag que no puede contestar preguntas, sin enojarse, ponerse agresivo o hacer alusiones machistas…», manifestó en un tuit la diputada Shirley Franco, candidata a Vicepresidente por Bolivia Dice No.

Una investigación periodística destapó el presunto pago de 1,2 millones de dólares al actual candidato de CC para sellar una alianza política con Sánchez de Lozada en las elecciones de 2002; la Fiscalía por su parte investiga a la exgerente de PAT, extelevisora de propiedad de Mesa, por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas.

Mesa sostiene que no responderá a esa acusación para no atizar una «guerra sucia» en su contra, sin embargo, la anterior semana admitió que Ximena Valdivia, su exsocia de PAT, pudo haber recibido dinero durante la última presidencia de Sánchez de Lozada (2002-2003).

Mesa también dijo que ese hecho irregular prescribió hace 16 años.

Rm/clm ABI