Vecinos de las zonas de Villa el Carmen, Fátima y Periférica ejecutan el bloqueo de las mil esquinas

“Arnold Alanes, persona no grata”, así está escrito en un cartel que sujeta una persona que es parte del anunciado “bloqueo de las mil esquinas” que llevan adelante esta jornada los vecinos de la zona de Villa el Carmen, Villa Fátima y Periférica en demanda del traslado del mercado ilegal de coca a otro espacio, porque se constituyó en la razón del enfrentamiento entre cocaleros orgánicos de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) y la Policía.

“Queremos colegio y no un mercado de coca”, dice otro cartel que está colocado en el centro de la avenida, a la altura de la Calle 1 de Villa el Carmen donde se encuentra el recinto de comercialización de coca que Alanes improvisó en una exunidad educativa.

Desde el 1 de agosto, cocaleros orgánicos iniciaron una movilización exigiendo al Gobierno el cierre de ese espacio que funciona fuera de la norma y que la Policía resguarda. La mayoría de las manifestaciones terminaron en enfrentamientos entre efectivos del orden que utilizaron gases lacrimógenos y cocaleros que respondieron con dinamitas.

Por estos hechos, 17 unidades educativas se vieron afectadas y suspendieron las clases presenciales, las comerciantes cerraron sus puestos de venta y algunos vecinos de las zonas tuvieron que solicitar permisos para proteger a su familia.

Agarrando una bandera blanca, una vecina de Villa Fátima dijo que esta es una de las primeras medidas, la próxima será un bloqueo de 48 horas y luego será indefinido si el Gobierno no da respuesta a la protesta. Según el informe policial, la salida de los buses al sector de los Yungas está con normalidad porque los conductores están tomando rutas alternas.
ANF

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más