Robo, persecución, balacera y secuestro de un niño generan zozobra en El Alto

Cuatro atracadores armados, un vecino junto a su esposa y sus dos hijos protagonizaron ayer una persecución de vehículos en la zona Mercedario de El Alto. El hecho causó zozobra. En los pocos minutos que duró el incidente, los delincuentes iniciaron una balacera y al verse obligados a cambiar de auto secuestraron por unos instantes a un niño de tres años a quien luego arrojaron de un vehículo en movimiento.

La familia que fue víctima del robo de 15.800 dólares de su casa también realizó la persecución a los ladrones que escaparon e indignados reclamaron por “la incompetencia de la Policía”.

Las personas cuestionaron que los investigadores demoraran en llegar al lugar de los hechos y, según el testimonio de las víctimas, no tomaron en cuenta los indicios que recolectaron lo cual hubiera servido para identificar a los delincuentes en un tiempo breve.

Secuestro

“Cuando salí, vi a un niño tirado y herido, ha debido ser un niño de dos años o tres años quizá, pero su carita estaba herida y he visto correr un auto (….) Lo lanzaron al niño del auto, a los dueños los bajaron (amenazándolos) con el arma”, relató una vecina que presenció esos momentos de tensión.

El hecho sucedió después de que las víctimas del robo persiguieron en un vehículo a los atracadores que huían en otro auto que terminó averiado y chocado por el motorizado que los perseguía. Entonces, los cuatro delincuentes usaron sus armas para amenazar y obligar a que una familia desocupe un minibús marca Nissan, color plateado, con placa de control 2158 DFL, en el que finalmente huyeron de la zona.

“Los ladrones chocaron su auto y ya no funcionaba. Yo estaba pasando por ahí, vinieron con armas de fuego, me encañonaron, nos bajaron a la fuerza; por no perder la vida tuvimos que bajar y se llevaron el auto. Mi esposa y mi bebé estaban ahí, los maltrataron”, relató el propietario del minibús.

Fue en la premura de la fuga que los delincuentes se llevaron en el auto al hijo menor del dueño, al que luego arrojaron del minibús en movimiento metros más allá. El niño fue llevado a un centro médico y el propietario espera que los atracadores hayan abandonado el motorizado y la gente le ayude a recuperarlo.

Momento del atraco

El robo a la casa se dio a las 11:00. “Un rato he salido a comprar”, afirmó la propietaria, quien entre lágrimas dio datos y se presume que los atracadores vigilaban a los propietarios y aprovecharon los minutos que ella dejó el lugar. Según el hijo de la mujer, regresó a esa hora a su hogar, de forma imprevista, porque tenía un asunto pendiente.

No fue el primero en sorprender a los ladrones en su puerta; al llegar, su vecino ya estaba encañonado por los atracadores. Fue entonces que se inició la persecución con los vehículos, que no terminó en tragedia por la mala puntería de los delincuentes durante la fuga.

La víctima relató -y quedó grabado en el video que hizo su esposa con el celular- que persiguió a los atracadores en su auto, en el que también iban su pareja y sus dos hijos. “Me han disparado en el todo el trayecto, yo estaba con mi señora. Mi hijito tiene dos meses y el otro un año y ochos meses. Ahora mi vehículo está todo dañado (por las balas)”, afirmó la víctima.

Algunos de los proyectiles dieron en el motor, pero aun así el dueño les dio alcance y chocó el auto de los ladrones y rompió su parabrisas. En el video se observa cómo, durante la persecución, desde su vehículo uno de los atracadores saca medio cuerpo por la ventana del acompañante y realiza varios disparos.

Cuando los atracadores bajaron del vehículo trataron de atropellarlos, pero éstos seguían disparando y cuando escaparon la gente quemó el auto. El dueño de casa logró recolectar dos pistolas y una licencia de conducir de quien sería uno de los atracadores, además de mochilas.

Los datos preliminares señalan que uno de los atracadores ya fue identificado y tendría orden de captura internacional, con antecedentes delictivos en Perú. Los vecinos desconfían del trabajo de la Policía y se negaban a cooperar, porque aseguran que los investigadores “sólo saben pedir plata” y no existe justicia para ellos.

Emergencia vecinal

Marcha Los vecinos de la Urbanización Santa Bárbara, en la zona Mercedario, instalaron ayer una vigilia en puertas de la casa de las personas atracadas por cuatro delincuentes que se dieron a la fuga. Otro grupo marchó hasta las puertas del domicilio de la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, a quien le exigieron instalar cámaras de seguridad y luminarias en la zona.

Propiedad Los dueños de la casa robada revelaron que los ladrones lograron cargar en el vehículo televisores, alimentos, mantas de vicuña, joyas y otros objetos de valor, que fueron recuperados durante la persecución, es el segundo robo que sufren. Los vecinos exigen resguardo policial para la familia que fue víctima.

Fuente: Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más