FmBolivia
Radio FmBolivia

Déficit fiscal va en aumento y se cierra espacio de financiamiento

28

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El espacio de financiamiento para reducir el déficit fiscal se va cerrando. Por lo tanto, el Gobierno deberá establecer medidas para cubrir los gastos, provocados en primera instancia por crecimiento del aparato estatal, pero también por la pandemia, que paralizó la economía nacional, y hasta la fecha fue financiado por el sector privado, que resta recursos para el sector empresarial y nuevos emprendimientos, según el Informe de Milenio sobre la economía de Bolivia, elaborado por los economistas José Luis Evia y Luis Carlos Gemio.

Evia presentó el informe en lo que concierne al sector externo, mientras que Gemio hizo la descripción de la economía nacional, a pesar de la ausencia de datos oficiales en las instituciones estatales.

Tanto Jacques Trigo, exministro de Hacienda, y Gabriel Loza Tellería, expresidente del Banco Central de Bolivia, hicieron comentarios respecto al informe.

Evia, en parte de las conclusiones, señala que uno de los principales problemas del país es el déficit fiscal, que se ha agudizado a causa de la pandemia, y este ha sido financiado, hasta el pasado año, con emisión monetaria y endeudamiento externo, lo que ha generado un déficit en cuenta corriente de balanza de pagos.

Sin embargo, en el primer semestre de 2021, el déficit ha sido financiado internamente. Esto ha sido posible gracias al superávit financiero del sector privado, a través de la adquisición de deuda pública y la mayor demanda de dinero, explica.

Pero ese financiamiento resta recursos al sector privado y a sus emprendimientos, advierte Evia a tiempo de indicar que la administración pública sigue creciendo a pesar de la pandemia.

La economía nacional empezó su lenta recuperación una vez que se flexibilizaron las medidas de restricción, desde el año pasado.

Loza dijo que las reservas internacionales, como medio de financiar el déficit fiscal, se están cerrando rápidamente.

Al respecto, Trigo pregunta que sí a futuro el Gobierno reducirá la planta de empleados, ¿estará dentro de sus medidas? Sostiene que actualmente pensar en nuevos impuestos para financiar el gasto y la inversión será imposible, o pensar en nuevas tasas impositivas a las actuales, tampoco se podrá aplicar.

El déficit fiscal para la presente gestión está fijado en 9,7 %, inferior a la que se registró el 2020 que paso el 12 %, debido a las medidas aplicadas para frenar la propagación de la pandemia, así como la paralización de la actividad económica mundial.

Deficiente

Asimismo, la exautoridad dijo que la administración tributaria sigue siendo deficiente, ya que si se mejoran los ingresos fiscales mejoraría la balanza de las cuentas fiscales en favor de la administración pública.

Criticó que hasta el momento no haya señales del Gobierno que fije el camino a la recuperación económica, pero las autoridades de gobierno sostienen que las medias aplicadas desde noviembre de 2020 dan resultados, como el bono Contra el Hambre, el Fideicomiso de 911 millones y el Re Iva, devolución de los impuestos.

Explicó que el papel del sector público es facilitar la actividad privada sin intervenciones, pero la actual administración da señales contrarias, como la estatización, cuya medida es contraria a la iniciativa privada.

“Necesitamos más inversión, aumentar el crecimiento y empleo, que a la fecha no se está dando; es vital incentivos fiscales para atraer la inversión privada.

Por su parte, el expresidente del BCB dijo que el déficit fiscal global está asociado a una disminución de ingresos (20,1%) y al aumento de los gastos corrientes 3 %.

El desafío que tienen las autoridades ahora es encontrar la manera de financiarlo, señaló Loza a tiempo de indicar que enero a mayo se registró un punto de inflexión, ya que la demanda de dinero se ha reducido en los primeros cinco meses del año en 518 millones de dólares.

SISTEMA FINANCIERO

Por otra parte, Trigo lamentó que el sistema financiero no otorgue créditos al sector empresarial, ya que hay muchas quejas sobre la falta de acceso a financiamiento, y la razón obedecería al estancamiento de los depósitos.

Al respecto, las autoridades del sector de economía indicaron que los Derechos Especiales de Giro (DEG), otorgados por el Fondo Monetario Internacional (FMI), serán dirigidos al fortalecimiento del sistema financiero.

Mientras Trigo señala que ese estancamiento en los depósitos, obedecería a la falta de confianza, ya que la gente ya no estaría colocando sus recursos en la banca, pero también porque las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs) ya no estarían aportando como antes al sistema financiero.

Al respecto, Loza señaló que aún se desconoce el impacto de las condonaciones, reprogramaciones que se estableció para la banca.

También sostiene que aún no se consiguió alcanzar la producción, en similar periodo a la de 2019.

Medidas

Por ese panorama tan adverso, Trigo señala que el Gobierno debe tomar medida en todas las áreas, y sugiere que entre ellas debería estar la liberación de las exportaciones, ya que la prohibición quita la confianza a los exportadores, como la aplicada a las ventas de la soya.

Asimismo, el Gobierno debe tomar medidas para impulsar las inversiones, que incidirían en la reducción del desempleo

Al respecto, Gemio informó que se ha recuperado, mínimamente el empleo, pero la desocupación todavía tiene mayores tasas de participación, a esto se debe sumar el aumento de trabajadores por cuenta propia y de familiares aprendices sin remuneración, así como la informalización.

Loza señaló que el efecto más dramático de la pandemia se reflejó en el aumento del desempleo, subempleo y trabajo informal. La pasa gestión llegó a 11%, pero en la presente gestión bajó a 8 %.

Deuda

Bolivia tiene todavía un margen para recurrir a financiamiento externo, pero los economistas señalan que los recursos se deberán efectivizar y destinarlas de mejor manera.

Sin embargo, Loza sostiene que la percepción del nivel de riesgo-país requerirá que la deuda se coloque a mayores tasas de interés, lo que incrementaría el costo del servicio de la deuda, que ya empieza a ser significativo.

Macro

Loza sostiene que el entorno macroeconómico sigue siendo enormemente precario, a pesar que en la presente gestión puede haber una recuperación. De acuerdo a Trigo si bien se fijó una tasa de crecimiento de 5,1 %, el 2020 la recesión registrada fue de 8,2 %, y por lo tanto el porcentaje debería ser mejor.

Laza opina que es vital implementar una pausa ideológica, y dejar a un lado la discusión de qué modelo aplicar, y buscar las mejores soluciones de política social.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas