Venta de energía eléctrica a Argentina en su etapa final

La línea de interconexión eléctrica “Juana Azurduy”, entre Yagacua, Bolivia, y Tartagal, Argentina, ingresó a su etapa final y ahora solo resta realizar las pruebas para dar inicio a la exportación de 120 megavatios (MW) al país vecino, afirmó el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina.

«Este es un hecho de integración energética entre los pueblos que posibilitará garantizar el suministro (eléctrico) a las poblaciones vecinas de ambos países (…). Estamos en la etapa final, solo faltan realizar las pruebas de energización para materializar la interconexión», informó Molina, citado en el portal oficial del Estado argentino.

El jueves 28 de julio, el ministro Molina vistió al secretario de Energía de Argentina, Darío Martínez, en Buenos Aires, para ultimar detalles sobre el servicio comercial de la línea de interconexión eléctrica entre Yagacua y Tartagal.

«Hace un tiempo que venimos coordinando el trabajo entre Argentina y el país vecino Bolivia para avanzar en la integración energética de nuestros pueblos. Estos son avances concretos que nos permiten aprovechar adecuadamente los recursos de cada región y una herramienta que responde a las necesidades de ambas naciones», destacó la autoridad argentina.

El subsecretario de Energía Eléctrica de Argentina, Federico Basualdo, quien también participó en el encuentro, añadió que a través de la interconexión regional mejorará el abastecimiento eléctrico, disminuirá los costos y reducirá el impacto ambiental de la generación con combustibles líquidos.

De acuerdo con el gerente de Transmisión de la Empresa Nacional de Electricidad de Bolivia (ENDE), Filiberto Soto, la línea de interconexión entre Yagacua y la subestación de Tartagal tiene una longitud aproximada de 120 kilómetros (km), de 132 kilovatios (Kw) y una capacidad de transporte de 120 MW.

La obra de interconexión permitirá un abastecimiento abundante y confiable a la ciudad de Tartagal y a localidades vecinas como Orán, Piquirenda, Tabacal, Pichanal, Senda Hachada y Dragones, aliviando el vínculo con San Juancito.

De la reunión también participaron el embajador de Bolivia en Argentina, Ramiro Tapia; su par de Argentina en Bolivia, Ariel Basteiro; la directora Jurídica del Ministerio de Hidrocarburos y Energías de Bolivia, Virginia Miranda; el presidente ejecutivo de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), Carlos Ramos; y la directora ejecutiva de la Agencia Boliviana de Energía Nuclear (ABEN), Hortensia Jiménez.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más