Técnico del teleférico que cayó de una torre deja dos huérfanos

26

Un técnico de 30 años de edad perdió la vida ayer en la madrugada luego de caer al menos siete metros de una de las torres de la línea Amarilla de la empresa estatal Mi Teleférico, según el reporte policial. El trabajador dejó dos hijos –de cuatro y seis años– en la orfandad.

La estatal de transporte por cable informó el hecho a través de un comunicado. “El accidente ocurrió ayer a las 1:45 en la torre ocho de la línea Amarilla en la zona de Sopocachi, donde lamentablemente uno de nuestros compañeros perdió la vida”, sostuvo.

De acuerdo con la empresa, este hecho ocurrió cuando se utilizaba un hit track. “(Se trata de) un elemento de motor y poleas que tiene un rodete de cable interno, que tiene la función de levantar o resistir pesos”, se lee en el comunicado de prensa, que puntualiza que las investigaciones se iniciaron de “forma inmediata y al concluir las mismas se (informarán los resultados) oportunamente”.

Una hora y media después del hecho, oficiales de la Policía hicieron el levantamiento legal del cadáver de la calle Cecilio Guzmán de Rojas. El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Sergio Bustillos, dijo que preliminarmente se trataría de un accidente.

“El cuerpo estaba con toda la indumentaria (de seguridad), como cascos, guantes y arnés. Hace presumir que fue un accidente. Estaba acompañado de varias personas, quienes fueron convocadas para prestar su declaración informativa”, dijo.

Bustillos añadió que, de acuerdo a los primeros informes, el técnico realizaba el mantenimiento cuando cayó. “Los expertos de laboratorio están realizando las pericias para determinar cuáles fueron las causas del accidente”, sostuvo.

El cuerpo del técnico fue trasladado a la morgue del Hospital de Clínicas de Miraflores. Hasta ayer a las 16:00 aún no se realizaba la autopsia de ley.

José Choque, padre de la víctima, confirmó que su hijo trabajaba como técnico en la empresa Mi Teleférico y que tenía dos niños, de seis y cuatro años de edad.

Aseguró que su hijo cayó 20 metros de altura; aunque, el oficial policial, quien atendió el caso, indicó que la caída fue de siete metros. Ambas posibilidades son factibles porque en un extremo de la torre la altura es de siete metros, mientras que en el otro supera los 15 metros.

El padre de la víctima añadió que su hijo “trabajaba como técnico de mantenimiento y rotaba en sus horarios”. El primer turno era de 8:00 a 14:00; el segundo de 14:00 a 22:00; y el tercero de 22:00 a 6:00”. “Lo que me llama la atención es por qué los mandan a las torres de noche”, cuestionó dolido ante la pérdida.

La línea Morada colapsó

Luego de este hecho, la línea Amarilla del Teleférico –entre la plaza España y la Curva de Holguín– fue cerrada durante toda la mañana. A las 13:00 se reanudaron las operaciones.

La estatal lo había advertido en un comunicado: “Mi Teleférico informa a nuestros usuarios que la línea Amarilla se encuentra seccionada y sólo estará funcionando desde la Estación Mirador (de El Alto) hasta Cotahuma y viceversa. Las personas que deseen trasladarse hasta la estación Curva de Holguín podrán hacerlo por las líneas Plateada y Morada”.

Ayer por la mañana, las puertas principales de ingreso a la estación de la Curva de Holguín de la línea Amarilla fueron cerradas. El único acceso disponible era por el lado lateral. Personal de la empresa estatal informaba a los usuarios que para llegar hasta Ciudad Satélite de El Alto debían tomar la línea Celeste hasta la plaza Camacho, caminar hasta la línea Morada y tomar la Plateada. Añadió que sólo se cobraría un pasaje.

Ante el imprevisto, la línea Morada colapsó de pasajeros que querían llegar hasta Ciudad Satélite. Alrededor de las 13:00, la estatal informó que la línea Amarilla comenzó a funcionar plenamente. “Mi Teleférico informa que la Amarilla ya está operando con total normalidad en todos sus tramos y en los horarios de atención establecidos”, se lee en otro comunicado.

En la estatal se registraron dos muertes y 5 accidentes

Hasta la fecha, dos personas fallecieron a causa de accidentes en la empresa Mi Teleférico. En 2018, un médico murió en la línea Blanca y ayer un técnico cayó de una torre de la línea Amarilla. La estatal registró también cinco incidentes.

En abril del año pasado, el médico Javier Orozco perdió la vida cuando una cabina de la línea Blanca, de la plaza Villarroel, lo golpeó, provocando que caiga varios metros. En esa oportunidad, la empresa informó que el hecho se debió a que el usuario había ingresado a un área restringida y estaba distraído.

En febrero de 2015, un árbol cayó sobre los cables de la línea Amarilla. 19 pasajeros sufrieron contusiones y estuvieron atrapados por varias horas hasta que fueron evacuados de las cabinas por los equipos de rescate.

En mayo de 2016, parte de la loza de la línea Blanca de Mi Teleférico, de la plaza Triangular, se desplomó y causó heridas a nueve personas; siete obreros y dos transeúntes.

En julio de 2018, 10 cabinas de la Línea Blanca colisionaron en la estación de la plaza Triangular. Por este hecho, siete funcionarios debían ser procesados. Ese mismo mes, un ascensor produjo una parada intempestiva y brusca en la estación San Jorge, que alarmó a varios usuarios.

En diciembre del año 2018, los puntales y tablones de un encofrado (armazón) para la construcción del parqueo subterráneo en la ex Estación Central, donde está la parada de la línea Roja del Teleférico, se desplomaron y dejaron seis obreros heridos. Todos fueron trasladados a la Clínica AMID de Miraflores.

Pagina Siete