El hospital Cotahuma ya tiene el 70% de sus camas reservadas

Ayer por la mañana se internaron cuatro personas por el virus y el Sedes de La Paz tiene en lista a 37 más que llegarán hasta mañana al nosocomio.

El hospital de Cotahuma de La Paz fue habilitado ayer para recibir de forma exclusiva a pacientes con Covid-19 y el 70% de sus 60 camas se encuentran reservadas por los enfermos que dieron positivo al virus. Las personas infectadas fueron diagnosticadas por el Servicio Departamental de Salud (Sedes) y serán internadas hasta mañana.

“En el Sedes ya hay 37 pacientes en la lista y esperan ser internados. Estimamos que ellos ingresarán en los próximos tres días y eso es complicado porque el hospital estaría ocupado en un 70% en tres días”, dijo el director del hospital municipal de segundo nivel Martín Carrasco. Hasta ayer -durante las primeras horas de la tarde- cuatro personas ya fueron hospitalizadas.

En marzo, el centro centinela de La Portada fue habilitado con 80 camas para atender casos de Covid-19. Desde esta semana, el hospital Cotahuma fue habilitado para recibir a personas con coronavirus. Este nosocomio tiene 60 camas de internación y cuatro para terapia intensiva. Carrasco informó que el Gobierno se comprometió a dotar equipos para otras 11 camas de terapia intensiva.

En este establecimiento de salud trabajan 147 funcionarios, entre médicos, enfermeras y personal de salud. Carrasco adelantó que se sumarán más profesionales al equipo si es necesario.

Ayer por la mañana, muchos ciudadanos fueron al hospital de Cotahuma -ubicado en la avenida Jaimes Freyre- en busca de atención. Pero el director de este establecimiento dijo que no es el procedimiento. Explicó que las personas que no tengan un seguro social deben llamar al número telefónico 168 del Sedes de La Paz.

Una brigada tendrá que llegar hasta el domicilio del enfermo, tomarle la muestra para detectar si contrajo o no la enfermedad y evaluar su estado general. En caso de que salga positivo y se trate de un caso leve, la persona deberá aislarse en su domicilio o se determinará su traslado al ex-Hotel Radisson. En caso de ser moderado, se definirá su trasladado a los hospitales La Portada o Cotahuma.

Por esta razón, 37 personas ya se encuentran en las listas a la espera de ser internadas como moderadas. “Esa es una preocupación que tenemos porque debemos ver qué otros espacios se va a poder habilitar para la atención de los pacientes”, afirmó.

El fin de semana, el alcalde Luis Revilla fue a inspeccionar las tareas para la habilitación de este hospital y advirtió que los nosocomios ediles de Los Pinos y La Merced también podrían acondicionarse para este mismo fin.

El director del hospital afirmó que en caso de que llegue hasta sus puertas una persona en una situación crítica será atendida de inmediato. “Si vemos a un paciente completamente agitado, que esté saturando por debajo del 60% de oxígeno tomamos una acción inmediata sea o no Covid porque hay que resguardar su vida”, indicó.

Revilla insistió en que la ciudadanía debe ayudar en el control de la pandemia. El burgomaestre recomendó a los paceños usar barbijo, alcohol en gel y respetar el distanciamiento social. Hasta ayer el municipio sumó los 1.324 casos confirmados.

Muchas de las personas exigieron ayer atención en el hospital de Cotahuma y protestaron ayer en la mañana porque “nadie contesta” en la línea 168 o que “se demoran en llegar” a las casas para las tomas de muestras. Estas quejas fueron confirmadas por Carrasco. “Los pacientes que llegaban a la puerta del hospital indicaron que tardan mucho en responder o no les contestan”, explicó.

El director del establecimiento dijo que “hablarán con las autoridades” para que ellas puedan agilizar la atención. “Estamos dispuestos en dar atención a todas las personas que envíen previa coordinación. Haremos esta observación a las autoridades y se pueda agilizar (la atención a) los pacientes”, dijo.

Hace más de un mes, el hospital Cotahuma atendía a pacientes sospechosos. Los médicos veían los síntomas y los derivaban a La Portada o al Hospital del Norte de El Alto. Ahora, con la nueva dinámica, el requisito indispensable es la prueba positiva por Covid-19.

“No es un capricho. Por ejemplo, un paciente con síntomas, pero con una prueba que salga negativa, estaríamos incurriendo en una falta y podría infectarse innecesariamente. Esa es la importancia de tener la prueba positiva para ser internado en el hospital”, dijo y denunció que “muchos pacientes con sintomatología leve quieren ser internados en el nocosomio”.

Página Siete

Los comentarios están cerrados.