FmBolivia
Radio FmBolivia

Ejército reforzó seguridad de Palacio y Residencia Presidencial en 2019

18

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Después que el ministro de Defensa, Edmundo Novillo dijo que, en 2019, la guardia presidencial de los Colorados de Bolivia presuntamente fueron desarmados para dejar sin protección al presidente Evo Morales, el coronel en servicio pasivo del Ejército y abogado, Jorge Santistevan, en entrevista con EL DIARIO manifestó que, en octubre y noviembre de ese año, el Ejército reforzó la seguridad tanto de Palacio como en la Residencia Presidencial, con personal de cuadros y del Batallón de la Policía Militar de La Paz.

“Está claro que los militares nunca desprotegieron al Presidente hasta el último momento que en su afán de fuga se embarcó en el avión mexicano, sin embargo antes quienes abandonaron y desprotegieron a Evo fueron sus diputados, senadores y ministros a partir del momento que renunciaron en masa. Mientras que el Ejército reforzó la seguridad tanto del Palacio como de la Residencia Presidencial con personal profesional y del Batallón de Policía Militar de La Paz en la Residencia Presidencial. El general Gonzalo Terceros realizó las gestiones ante el agregado militar del Paraguay para que ese país le otorgue el permiso de sobrevuelo, y así (Evo Morales) pudo salir de Bolivia con destino a la República de México”, recordó.

Novillo dijo la semana pasada que según testimonios de algunos militares, tres semanas previas a los conflictos de noviembre de 2019, se extrajo armamento del Regimiento Colorados de Bolivia, con el fin de dejar sin protección al expresidente Evo Morales.

“El testimonio de algunos militares que han podido pasarme la información, es que faltando tres semanas, se habría procedido al desarme, es decir, a sacar el armamento de uno de los regimientos más importantes que tiene la obligación de ser Guardia Presidencial, (…) las investigaciones están realizándose y nosotros estamos también procurando aportar las pruebas y es lo que me sorprendió, de que probablemente, es decir tres semanas antes del golpe, se habría instruido sacar el armamento de los Colorados de Bolivia y dejar sin protección en ese momento, al gobierno legalmente constituido del expresidente Morales”, aseguró Novillo, según un boletín de prensa de Defensa, de la semana pasada.

Santistevan recordó que tres semanas antes de la renuncia de Evo Morales, el país estaba en elecciones nacionales y las Fuerzas Armadas (FFAA) se encontraban en trabajos de coordinación con el Órgano Electoral Plurinacional (OEP), para brindar apoyo como lo hacen en cada justa electoral.

“Cabe resaltar que Evo Morales tenía como ministro de la presidencia a Juan R. Quintana, quien fue uno de los primeros que lo dejó desprotegido al desaparecer, antes que renuncie el Presidente. Si hubo desarme de los Colorados, el que tiene que responder por ello es el exministro de Defensa, Javier Zabaleta”, apuntó.

DS 3028

Por otro lado, la semana pasada, este medio de comunicación publicó una nota de prensa con una entrevista a Santistevan, quien aclaró que los Colorados de Bolivia son solo “guardias de honor”, que no hacen operaciones militares ni están a cargo de la seguridad de ninguna autoridad, y que el Presidente tiene una fuerza de élite para proporcionarle seguridad, misma que fue creada por Evo Morales a través del Decreto Supremo 3028.

Al respecto, a través de un comunicado el Ministerio de Defensa aclaró que el artículo 2 de la Ley 3317 de fecha 9 de enero de 2006, señala: “El Regimiento 1º de Infantería “Colorados de Bolivia” – Escolta Presidencial, tiene la misión de escoltar al Presidente de la República, garantizar su seguridad en el Palacio de Gobierno y en la residencia presidencial y enaltecer todos los actos protocolares, además de cumplir su misión asignada por el Ejército (sic)”.

“Esta declaración falsa y mentirosa demuestra que no es ingenua y, al contrario, dolosamente pretende engañar a la población simulando lo que establece la Ley 3317”, se lee en el comunicado.

Al respecto, Santistevan aclaró que en un primer comunicado de Defensa hacía referencia a la Ley 1337 que no tenía relación con la aclaración, sin embargo enmendaron el error, aunque no debiera ser así.
“Me dicen mentiroso y ellos emiten un comunicado haciendo referencia a una ley que no correspondía, debe haber sanciones para quienes elaboraron el primer comunicado, se trata de una institución seria como lo es un Ministerio, no una caseta de terminal”, dijo.

Asimismo apuntó que en 2016 entró en vigencia el DS 3028, que da vida a la fuerza de élite o Unidad de Seguridad para Altos Dignatarios de Estado (USDE).

“Cabe recordarle a esa cartera de Estado, que el expresidente Evo Morales Ayma, el 21 de diciembre de 2016 mediante DS 3028 crea la USDE y establece sus funciones, en reemplazo de la Unidad de Seguridad Presidencial. Esa misma norma al mismo tiempo abroga y deroga todas las disposiciones contrarias al Decreto Supremo con relación a la seguridad de su excelencia”, apuntó.

Aclaró que no entra en discusión la jerarquía normativa basada en la pirámide de Kelsen, (Ley-Decreto) sino en cuanto a que la seguridad del presidente del Estado boliviano y altos mandatarios extranjeros estaba a cargo de la USDE, la cual entro en vigencia a partir del 2016.

“No se pretende ridiculizar a nadie, sino de tomar las cosas con responsabilidad a la altura de las altas funciones y atribuciones que tienen los órganos del Estado y las respectivas carteras de Estado a la cabeza de las MAE (Máxima Autoridad Ejecutiva) porque la toma de decisiones así como las opiniones de esas autoridades pueden dañar a terceros que se encuentran asumiendo procesos indebidos, y que indudablemente podrán agravarles su situación jurídica al emitirse malas interpretaciones con injerencias personalistas o políticas, que repercuten en la moral de las instituciones como las FFAA y las familias de los procesados en los casos Golpe de Estado I y II que vienen clamando por justicia, mientras los verdaderos responsables y supuestas víctimas se encuentran observando lo que ocurre, desde el balcón de sus mansiones. Lo que denota en conclusión que el problema de fondo no es la ley ni el probable desarme de una unidad, sino es un tema de interés político. Finalmente que la sociedad juzgue si ha visto a un colorado proporcionando seguridad al presidente Evo Morales”, finalizó.

Fuente: El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas