Distrital pide informe por el caso de niña que se arrodilló ante Evo Morales

6

El director Departamental de Educación de Chuquisaca, Humberto Tancara, solicitó un informe a la Dirección Distrital de Monteagudo sobre el caso de la niña que se arrodilló ante el presidente Evo Morales para pedirle la construcción de una escuela.
“Había que hacer una investigación. Nosotros pedimos un informe al director distrital de Monteagudo, (para conocer) si hubo manipulación de algún maestro, maestra o el director mismo (de la unidad educativa)”, indicó Tancara.

El hecho ocurrió el 21 de mayo, cuando una menor de la comunidad Chapimayu (Chuquisaca) se arrodilló ante el mandatario para pedirle, entre lágrimas, la construcción de una escuela. El suceso generó críticas.

El martes se conoció que la Dirección Distrital de Educación de Monteagudo abrió un proceso administrativo en contra de una maestra y del director de la unidad educativa donde ocurrió aquello.

Tancara afirmó que de acuerdo con el reglamento de “faltas y sanciones”, se analizará el tema “del uso de niños en situaciones políticas”. “Si hubo alguna manipulación de algún maestro, se lo sancionará”, advirtió la autoridad departamental.

Tancara señaló que se habría vulnerado el Código Niña, Niño Adolescente, que establece la protección de la imagen de la niñez. “Por eso hemos pedido el informe al director distrital (de Educación de Monteagudo, Agustín Yapu) ”, remarcó.

La diputada opositora Fernanda San Martín afirmó que si bien ya comenzó una investigación local, “quienes en realidad estaban como responsables del acto son los militantes del MAS”.

“Es el propio Presidente quien permitió que la niña se arrodille. Debería haber una investigación a la primera autoridad, para ver cuál fue su rol dentro del acto”, agregó.

El analista Iván Arias señaló que la tarea del Gobierno “no es entregar escuelas ni canchas”, sino “buscar nuevas inversiones y otros proyectos”.

El experto afirmó que se debería investigar a autoridades del partido oficialista, porque está prohibido utilizar a niños en actos políticos.

La coordinadora del proyecto Tejiendo Redes de Infancia-Redlamyc, Julia Velasco, explicó que la niñez tiene el derecho a “la libertad de expresión”, de acuerdo a la Convención sobre los Derechos del Niño; no obstante, la especialista subrayó que no se debe manipularla.

“Si los niños quieren expresarse de manera libre, que los dejen, pero no los pueden obligar a decir lo que no quieren”, remarcó.

El diputado oficialista Gonzalo Aguilar sostuvo que “la oposición lo único que quiere es desprestigiar al partido de Gobierno y a nuestro Presidente con cualquier argumento. Los niños recitan voluntariamente”.

Pagina siete.