Cabinas de tres líneas no tienen cámaras, pero sí botón de pánico

3

Las cabinas de las líneas Roja, Amarilla y Verde de Mi Teleférico, que fueron entregadas primero, no tienen cámaras internas, pero sí cuentan con botones de pánico para casos de emergencia, informaron trabajadores de la empresa estatal.

Esta aclaración surge luego de que en un audio, una madre denunció que cuando viajaba con su hija en una cabina de la línea Verde fue “dopada” por una pareja de pasajeros que supuestamente pretendían raptar a la niña.

La falta de cámaras dentro de las cabinas fue ratificada por la Policía. Según el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, Sergio Bustillos, no hay imágenes de lo que ocurrió dentro de la cabina durante el trayecto referido en el audio.

Los funcionarios de la estatal -que desempeñan sus funciones en las estaciones- indicaron que en las plataformas de acceso y en las instalaciones de todas las estaciones hay cámaras de seguridad. Afirmaron además que hay cámaras dentro de las líneas Naranja, Blanca, Morada, Celeste, Café y Plateada.

La línea Roja de Mi Teleférico fue inaugurada en mayo de 2014. En septiembre de ese mismo año comenzó a funcionar la línea Amarilla. Y la Verde fue entregada en noviembre. Estas dos obras formaron parte de la primera fase del proyecto.

En cada una de las cabinas, al lado derecho de la puerta, está instalado un botón de pánico. Para orientar el uso de este equipo, la empresa colocó una frase con letras pequeñas: “Intercomunicador. Pulsar en casos de emergencia”. Y en la parte de arriba de este equipo se encuentra un anuncio para hacer llamadas de emergencia: “Comunícate con nosotros al 800-116483, línea gratuita”. Ambos dispositivos de seguridad funcionan plenamente.

Este medio hizo el mismo el recorrido de la madre denunciante y observó que en cada una de las estaciones de la línea Verde se encuentra un guardia de seguridad y un funcionario de Mi Teleférico. Ellos se encargan de vigilar el abordaje y el descenso de los pasajeros.

Respecto a la denuncia de un intento de rapto, uno de los guardias contó que nunca reportaron hechos de delincuencia.

“Lo único que atendemos son casos de personas que tienen dificultades para subir o bajar a las cabinas”, sostuvo. “Los hechos más graves que enfrentamos son cuando evitamos el ingreso de personas en estado de ebriedad. Eso está prohibido”, afirmó.

Luego de la difusión del audio, la empresa estatal informó a través de un comunicado que investiga el hecho e indicó que garantizan la seguridad de todos los usuarios.

Una de las funcionarias del teleférico contó que se investiga este hecho. “Van a verificar con las cámaras de seguridad si es cierto o no” informó.

Ayer, desde la unidad de comunicación de Mi Teleférico, se informó que la estatal no emitirá otro pronunciamiento sobre este caso mientras se realiza la investigación respectiva.

Pagina Siete.