Detención domiciliaria a exviceministro de coca

El Juzgado Tercero de Instrucción en lo Penal determinó detención domiciliaria para el exviceministro de la Coca, Ernesto Cordero, una fianza de Bs 10.000 y la prohibición de concurrir a lugares de expendio de alcohol por agresión a dos policías que se produjo luego de ser detenido por conducir un vehículo en estado de ebriedad.

El fiscal del caso, Javier Flores, manifestó que se estableció para el coimputado Juan B. M. la libertad pura y simple, aunque debe acudir al Ministerio Público para firmar un cuaderno de registro, presentar garantes y pagar una fianza de Bs 10.000.

“La juez ha determinado la detención domiciliaria del señor Ernesto Cordero y medidas sustitutivas para el Juan Cusi. Ambos deben presentarse al Ministerio Publico cada 15 días y evitar consumir bebidas alcohólicas”, explicó la autoridad.

El fiscal pidió la detención domiciliaria de ambos sindicados debido a que las lesiones que se generaron a los dos policías no son de consideración, según la evaluación forense tienen sólo seis días de impedimento lo que no concurre solicitar la detención preventiva.

Los sindicados son procesados por el delito de lesiones graves y leves y resistencia a la autoridad, pero no por conducción peligrosa, que es aplicado a las personas que conducen vehículos bajo efectos etílicos.

EL HECHO

Cordero y su acompañante fueron aprehendidos en la zona de Kalajahuira, en La Paz, por funcionarios de la Unidad Operativa de Tránsito porque estaban en estado de ebriedad y al mando de un motorizado. Los sindicados se resistieron a ser conducidos a dependencias de la Unidad de Tránsito, motivo por el cual hubo un enfrentamiento y que hubiesen ocasionado lesiones en los policías.

El exviceministro tenía en su poder un machete con el cual también amenazó a los efectivos del orden. Tras este altercado, ambos fueron remitidos a la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de La Paz.

Sobre ese caso, el director departamental de la Felcc, coronel Jhonny Aguilera, informó que infringieron la Ley 259 de Control y Expendio de Bebidas Alcohólicas. En su artículo 34, dispone que los conductores en estado de ebriedad sean sancionados con la suspensión de un año de la licencia de conducir.

Al ser consultado el fiscal sobre esta sanción, señaló que en la etapa preparatoria se realizarán las investigaciones correspondientes para determinar si estaban conduciendo un motorizado en estado de embriaguez.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más