72% cree que Evo debe dejar la dirigencia de los cocaleros

9

El 72% de las personas encuestadas creen que el presidente Evo Morales debe renunciar a la dirigencia de los cocaleros del Chapare cochabambino, según la reciente encuesta de marzo publicada por Mercados y Muestras.

“¿Usted cree que el Presidente debe renunciar a la máxima dirigencia de las Seis Federaciones de cocaleros del Trópico de Cochabamba?, fue la pregunta. El 72% de los encuestados respondieron que sí debe dimitir, mientras que un 18% opinó que no debe dejar el cargo; un 10% no supo o no respondió a la consulta.

A pesar de haber asumido la presidencia de Bolivia en enero de 2006, Morales siempre estuvo vinculado orgánicamente a los sindicatos de cocaleros del Chapare, en los que ingresó por primera vez como secretario de Deportes en 1983.

En un congreso de los cocaleros del trópico, realizado en septiembre de 2018, Morales fue ratificado como máximo dirigente de ese sector y surgió la idea de declararlo líder vitalicio.

Sin embargo, parece que a los ciudadanos del resto del país el que Morales sea presidente de la nación y paralelamente dirija a los productores de coca de un sector cuestionado no los convence totalmente.

El diputado opositor Tomás Monasterio apunta más a fondo. “El 72% de los encuestados están convencidos de que la fiesta del narcotráfico y el descontrol del Estado es atribuible a que el presidente Morales todavía es dirigente cocalero en el Chapare”.

Aseguró que si el Presidente quiere dar señales de disminución del narcotráfico a la comunidad internacional, “debe renunciar a ser líder cocalero”.

Yungas, discriminado

La encuestadora también preguntó: “¿Usted cree que el Presidente discrimina a los cocaleros de Yungas en comparación con el trato que da a los cocaleros del Chapare?”.

El 58% de los ciudadanos consultados respondieron que Morales efectivamente discrimina a los productores paceños, el 30% considera que no hay discriminación y el 11% no supo o no respondió a la pregunta.

Las fricciones recurrentes del Gobierno con la dirigencia de cocaleros paceños, emboscadas, muertos y la detención de su máximo dirigente Franclin Gutiérrez, son las razones por las que este sector percibe “un trato desigual”, como sostiene Sergio Pampa, uno de sus líderes.

El año pasado, tras la muerte de tres cocaleros en La Asunta, este sector pidió incluso la renuncia del Presidente.