Empeora la percepción de corrupción en Bolivia

El Índice de Percepción de Corrupción IPC 2018, elaborado por Transparencia Internacional (TI), manifiesta su alarma respecto a la alta percepción de corrupción, fenómeno que en varios países ha contribuido con la amenaza contra democracia. Bolivia se sitúa en el puesto 29, donde 0 es el más corrupto y 100 menos.

El informe de Transparencia Internacional advierte que en democracias débiles abunda la corrupción, los principales políticos que se han enriquecido ilícitamente tienen fuertes incentivos para aferrarse al poder y buscan evitar controles y equilibrios democráticos para que puedan continuar en el poder bajo un marco de impunidad.

Afirma que algunos líderes han llegado al poder aprovechando el disgusto público contra la corrupción; pero esos mismos líderes buscan socavar los mecanismos anticorrupción y las instituciones democráticas, además de restringir el trabajo de los medios de comunicación libres e independientes, especialmente cuando la cobertura desafía los mensajes de los líderes.

TI, en su informe difundido en el país por la Fundación Jubileo, manifiesta que América es parte de una tendencia global, que está transformando la “forma de hacer política” en toda la región.

BOLIVIA DESMEJORA

CALIFICACIÓN

Desde el año 2012, Bolivia ha ido reduciendo su puntaje. En la gestión 2018 logró la peor declinación, con una fuerte disminución de su puntaje llegando al sitio 29, lo que significa que la percepción de mayor corrupción ha incrementado.

El estudio de TI para la gestión 2018 tiene una cobertura de 180 países, donde la escala empleada va de 0 a 100 donde cero equivale a muy corrupto y 100 a muy transparente.

En las gestiones 2016 y 2017, Bolivia mantuvo su puntaje de 33, teniendo como antecedente que el año 2014 había alcanzado 35 puntos, su mejor puntaje histórico. En esta última medición, llegó a su nivel más bajo ubicándose en el puesto 29 de la calificación, reduciendo en 4 puntos porcentuales respecto al año anterior.

En 2017 Bolivia ocupaba el puesto 112, actualmente escaló 20 posiciones, situándose en el puesto 132 en la calificación mundial de TI. Para la calificación a Bolivia, TI utilizó siete fuentes de información, una más que las empleadas en 2017.

Comparando los datos en Sudamérica, Uruguay continúa siendo el país con mejor posición con un puntaje de 70. En contrapartida, Venezuela también continúa siendo el peor posicionado, con un puntaje de 18 y en la posición 168.

Con relación al promedio de Sudamérica, Bolivia está en una situación menos favorable en cuanto a la percepción de la corrupción; sólo Paraguay y Venezuela tienen mayor percepción de corrupción en comparación de Bolivia.

En el ámbito mundial, la puntuación media es de 43. Bolivia se encuentra por debajo de esa puntuación. Como referencia, los principales países con menores percepciones de corrupción son Dinamarca y Nueva Zelanda, con calificaciones de 88 y 87, respectivamente. Los países con mayores grados de percepción de corrupción son Somalia, Siria y Sudán del Sur, con 10, 13 y 13, respectivamente. (Fundación Jubileo)

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más