30 médicos trabajan en prevención del arenavirus

El director técnico del Servicio Departamental de Salud, Ramón Cordero, informó que un equipo de 30 profesionales se dirigirá mañana al municipio de Caranavi, para informar y prevenir enfermedades tropicales.

Cordero informó que el trabajo de contención del brote de arenavirus u otro que pueda presentarse en el país debe encararse de manera conjunta con el Ministerio de Salud. Es así que las unidades de epidemiología de ambas instituciones trabajan de cerca, para cumplir el Reglamento Internacional.

El Sedes y el Ministerio de Salud enviarán al norte paceño a otros 30 profesionales, quienes basados en las normativas internacionales, como el Reglamento Sanitario Internacional, reforzarán los labores de contención epidemiológica, en el mismo sitio del brote.

El mencionado reglamento plantea que no se puede evitar el tránsito, la actividad productiva y el turismo en la zona; y censuró los comentarios en contra que promueven evitar el consumo de frutas y verduras que llegan del norte paceño y de los Yungas. “El virus no tiene la capacidad para mantenerse vivo en superficies planas o rugosas, y es fotosensible, lo que quieres decir que muere al ser expuesto a los rayos solares”, aclaró.

Por su parte, René Barrientos, jefe de Epidemiología del Sedes, informó que desde el primer brote de arenavirus no se han presentado más reportes. Los casos sospechosos están siendo analizados, pero no se encuentran en observación, ya que no tenían nexos con los pacientes afectados.

La mayoría de los casos de arenavirus se presentaron a raíz de la presencia de calomys (roedores salvajes), razón por la cual se está investigando la presencia y el tipo de animal. Hasta el momento los mastozoólogos (profesionales especializados en mamíferos) quienes fueron enviados al sector, no han detectado ratones infectados, pero aún trabajan para identificar con precisión el origen de la enfermedad.

La primera brigada de profesionales que llegaron a Caranavi armó trampas en diferentes áreas para capturar a los roedores calomys, pero cerca de la casa del primer fallecido los ratones capturados no estaban enfermos.

El mismo grupo trabaja para encontrar a más de los mencionados animales, pero el índice de éxito es muy bajo, ya que el espécimen salvaje y su hábitat se encuentran alejados de las poblaciones humanas y el área urbana.

Los expertos que están trabajando y los que serán enviados a la zona, tendrán las adecuadas medidas de bioseguridad, para no infectarse con la mencionada enfermedad u otros males, informó Barrientos.

La brigada que entrará mañana, miércoles, al sector, realizará un reordenamiento del medio, la capacitación sobre el arenavirus a los centros de salud, además del rastrillaje y cerco, donde haya sospechas del desarrollo de la enfermedad.

También se emitirán mensajes de prevención a las comunidades. La brigada, además, tiene como misión la contención y eliminación de reservorios, donde pueda haber dengue u otras enfermedades tropicales que puedan activarse.

La mencionada actividad se llevará a cabo en los municipios de Teoponte inicialmente, Palos Blancos, Guanay, Caranavi e incluso a Mapiri de ser necesario.

El Sedes junto a los municipios enseñarán a las comunidades como evitar plagas de ratones, una medida importante sencilla y básica. Pata lo cual es necesario un adecuado aseo de la vivienda, mantener los alimentos guardados y cortar a la maleza a 100 metros a la redonda del lugar en donde se habita.

El Diario.

Publicidad