Wilstermann es campeón del Clausura boliviano

19

Wilstermann consiguió la estrella número 15, en el profesionalismo. El cuadro cochabambino venció a Oriente Petrolero (3-1), en la última fecha del torneo Clausura.

El equipo campeón, dirigido por el argentino Cristian Díaz, fue el más regular en todo el certamen, perdió en dos ocasiones (ante The Strongest y Destroyers), el arquero Arnaldo Giménez mantuvo el arco con la valla menos vencida, solo 21 tantos, sumado al desequilibrió de Serginho, Ramiro Ballivián y la creatividad del argentino Cristian Chávez.

El olfato goleador de Gilbert Álvarez, con18 tantos, se confirmó en el segundo lugar en tabla de los máximos anotadores del torneo.

El partido de ayer se vivió de manera especial, las tribunas llenas de los hinchas de Wilstermann.

Al frente estuvo el jóven equipo de Oriente Petrolero que luchó hasta lo último para amargar la celebración. A pesar que el cuadro cruceño cumplió con la clasificación a la Copa Sudamericana, en la recta final prefirió afrontar los partidos con juveniles y no desentonaron con la búsqueda ganarse un lugar en la plantilla 2020.

El trámite del partido fue a favor del local, tuvo mayor posesión del balón, el juego de Serginho fue fundamental para desequilibrar en el sector defensivo del visitante.

El brasileño tuvo a mal traer a Robin Canido, que no encontró la manera para frenarlo.

El 1-0 llegó con un tiro de esquina servido por Serginho, el balón le llegó al capitán Edward Zenteno, quien dentro del área chica, convirtió de cabeza (20’).

Dos minutos después tuvo la opción de Canido de igualar el encuentro, pero el remate fue contenido por Giménez, luego de un enredo dentro del área local.

El mejor de Oriente Petrolero fue John García que en soledad intentó ganar algunos tiros libres para que sus compañeros salgan en posición ofensiva.

El trámite siempre fue a favor del local, aunque en varios tramos le faltó mayor profundidad.

Chávez no tuvo una buena jornada, todo el certamen fue el hombre diferente, el jugador de los pases gol, pero en el juego de ayer no apareció.

A los 56 minutos, el defensa cruceño Brayan Calderón despejó en propia meta y por poco marca el segundo tanto para el campeón.

Empero, el 2-0 llegó con una jugada individual de Serginho que amagó para adentro y sacó un remate al segundo palo del portero David Moreno (80’).

Al ampliar el resultado, se relajó el equipo local no presionó más y prefirió cuidar la ventaja. Estrategía que casi siempre empleó Díaz.

El descuento llegó y puso emoción en el partido. El delantero Ferddy Roca recibió el balón dentro área sin marca y acomodó el balón al costado derecho de Giménez (86’).

El nerviosismo se apoderó de las graderías del Félix Capriles, a pesar que Bolívar empataba con Royal Pari (2-2).

El 3-1 lo puso el argentino Esteban Orfano que ingresó hace poco al campo de juego. El argentino definió solo ante Moreno y desató la alegría (92’).

El Diario