Para evitar fuertes efectos de la nueva variante, la clave es tener la cuarta dosis

Dos especialistas explicaron que la cuarta dosis de la vacuna contra el covid ayuda a reducir los efectos de las nuevas subvariantes BQ.1 y BQ1.1 de la variante ómicron. Las mismas ya ingresaron al país, según un informe del ministro de Salud, Jeyson Auza.

“Es importante anunciar al pueblo boliviano que, después de realizados los estudios de secuenciación genómica, hemos detectado las subvariantes BQ.1 y BQ.1.1”, informó Auza y aclaró que las mismas vienen de la variante ómicron.

Explicó que estas subvariantes –que son más conocidas como Perro del infierno o Cerbero– se detectaron en Santa Cruz en octubre y en La Paz en la primera semana de noviembre.

“Decirle a la población boliviana que en este momento existen estudios de esta variante en otros países y no significó por el momento una mayor afectación en cuanto a salud pública, por tanto, debemos tomar con calma esta noticia. Sin embargo, no podemos bajar la guardia”, aseguró la máxima autoridad de esa cartera de Estado.

El neumólogo y director del Hospital del Instituto Nacional del Tórax, Marco Antonio García, dijo que “no hay que alarmarse por estas subvariantes”.

García aseguró que lo importante es que la población sea vacunada. “Si reciben las cuatro dosis, la población tendrá menos efectos de la enfermedad en caso de infectarse”, destacó.

El exdirector de Epidemiología del Ministerio de Salud, Virgilio Prieto, explicó que “lo último que se conoce respecto a la protección de las vacunas es que en muchos países han estado optando por colocar a su población una cuarta dosis como un inoculante de seguridad porque incrementa el nivel de inmunidad”. “Esta dosis es adecuada contra las variantes del covid y obviamente las subvariantes de la ómicron”, dijo.

Resaltó que en un curso internacional entre la Universidad Gabriel René Moreno y la Universidad Complutense de Madrid (España) se presentaron avances respecto a la pandemia del covid, donde los estudios demostraron que “la cuarta dosis da una protección adecuada de anticuerpos para prevenir las nuevas infecciones”.

Por esa razón, Prieto explicó que es importante que la población esté vacunada, protegida y que tenga un sistema inmunitario estimulado.

Tanto Prieto como García destacaron que, si la persona no está vacunada, tiene alto riesgo de tener complicaciones en su salud en caso de contagios. “El índice de letalidad es alto en ellos”, aseguró García.

Hace seis días, el epidemiólogo y exjefe de la Unidad de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Cochabamba, Yercin Mamani, observó que la cobertura de vacunación de Bolivia es la más baja entre los países de Latinoamérica. Sólo se alcanzó al 57,1% de inmunización con la segunda dosis del primer esquema, cuando ese porcentaje debería llegar por lo menos al 70%.

Respecto a la tercera dosis, Mamani sostuvo que el 22% de la población recibió ese biológico y la cuarta dosis apenas llega al 5%, cuando debería alcanzar por lo menos el 25%. “Es bajo respecto a otros países”, dijo.

Auza garantizó que en los nueve departamentos del país existe la vacuna, por lo que solicitó a la gente que se inmunice.

¿Cómo actúan las nuevas subvariantes? El ministro dijo que tienen alto nivel de transmisibilidad, algunos investigadores apuntan hasta el 30%. Sostuvo que son más contagiosas que sus predecesoras BA.4 y BA.5 (las dominantes en la actualidad).

Entre los síntomas que presentan están tos, fiebre, fatiga, malestar general, diarrea, congestión y secreción nasal, además de dolor de cabeza, muscular y de garganta. Los pacientes también sufren por la pérdida del olfato o del gusto. Tienen sensación de falta de aire y “lo novedoso”, dijo Auza, es la aceleración del ritmo cardíaco.

Auza, García y Prieto recomendaron el uso del barbijo, el distanciamiento social y el lavado de manos para evitar contagios.

Según Auza, lo más preocupante es que al ser una nueva variante es posible que los “medios de diagnóstico ya no la detecten, pero por el momento (cumplen esa tarea)”. Dijo que todos los países vecinos presentaron incremento de casos, pero no una afectación contundente contra la salud pública.

Sobre los casos

Incremento • Desde hace tres semanas, el covid registra un incremento de casos. Hace tres semanas se reportaron poco más de 241 casos. A la semana siguiente, la cifra se elevó a 348. La última semana se reportaron 531 casos, lo que representa un incremento de 51% respecto a la semana pasada.

Alza • Pese a ello, el Ministro de Salud, Jeyson Auza, dijo que el incremento es leve.

Olas • Desde marzo de 2020 hasta la fecha, Bolivia registró cinco olas de la pandemia del covid.

Nueva • A la fecha todavía no se registra una sexta ola. Esto dependerá del comportamiento del covid.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más