Liberan a dos jóvenes aprehendidos en la “marcha por la democracia”

Los jóvenes que fueron aprehendidos en la denominada “marcha de la democracia”, y fueron enviados con detención preventiva al penal de San Pedro de La Paz, por portar un escudo artesanal, petardos, además de vinagre, fueron liberados ayer, informó a EL DIARIO el abogado Jorge Valda.

Los tres aprehendidos fueron imputados por tenencia, porte y portación ilícita.

“Luego de 120 días, más de cuatro meses Mauricio B., Rodolfo R., se les ha otorgado la libertad (…). Se deben presentar cada 5 y 20 de cada mes, tienen prohibido acercarse al lugar de los hechos, se ha impuesto una fianza de Bs 15.000 para cada uno de ellos, es un monto elevado e innecesario, y apelamos a todo el país para recaudar este monto”, dijo Valda.

En audiencia de medidas cautelares, en julio pasado, Valda que patrocina a los ahora imputados, aseguró que sus patrocinados no portaban ningún tipo de armamento por lo que la imputación carecía de fundamento. Aseguró que la aprehensión fue “ilegal” y la medida extrema y “aberrante”.

En la oportunidad, los tres detenidos manifestaron que no respetaron sus derechos humanos, que desde el momento de su aprehensión (cerca al mediodía) fueron incomunicados, les negaron defensa, alimentación, asistencia médica, les obligaron a firmar actas y ni siquiera les dejaron ir al baño.

“Me obligaron a firmar un acta. No traía mochila, ni bolsa, pese a eso me dijeron que tenía que firmar el acta. No nos han dejado ni ir al baño”, dijo uno de los imputados, en la audiencia cautelar.

Otro de los imputados apuntó que la marcha era pacífica y no fueron a confrontar a nadie, más bien cuando llegaron a la avenida Arce, la manifestación fue desviada, por los policías, para no encontrarse con la marcha afín al Movimiento al Socialismo.

Asimismo M. B. H., lamentó que el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, haya presentado sus fotografías a través de sus redes sociales, dándoles muerte civil ya que los calificó como un grupo parapolicial.

“Estas personas pertenecerían al grupo parapolicial y delincuencial llamado Resistencia Civil La Paz”, escribió Del Castillo en sus redes sociales.

En la oportunidad, la coordinadora de la Fiscalía de La Paz, Nilda Calle, argumentó que dentro de una mochila que fue secuestrada en la acción policial “se habrían encontrado piedras, petardos en grandes cantidades y también se habría encontrado un líquido, que al parecer, según el informe policial, hace ver que sería un material explosivo”.

En julio pasado fueron tres jóvenes aprehendidos, la pasada semana uno de ellos se acogió a un proceso abreviado.

AYUDA

Por otro lado, a través de las redes sociales, la hermana de uno de los imputados a tiempo de agradecer a nombre de su familiar, pidió colaboración económica ya que por su encierro, más de cuatro meses, no tuvieron ingresos y no pudieron cubrir los gastos de su familia.

“Primero agradezco enormemente el apoyo que me han brindado este tiempo, sin muchos de ustedes no hubiera sido posible el sostenerme este tiempo dentro de la cárcel, no hubiera sido posible pagar costos en papeles y trámites generados en un proceso penal. Son 130 días que pasamos encerrados sin ningún cargo, ni delito válido en nuestra contra”, señala la carta publicada en la cuenta de Facebook de uno de los imputados.

“Ese 21 de julio, cumpleaños de mi mamá, mis convicciones me llevaron a participar de la marcha convocada por los médicos, irónicamente fuimos a marchar por justicia en Bolivia y por el cese a la persecución política. Con cascos y escudos fuimos delante de los mandiles blancos para protegerlos de la contramarcha que llegó directamente a agredirnos”.

“Grande fue nuestra sorpresa cuando nos detuvieron a nosotros, después de habernos desconcentrado, nos íbamos a casa, los escudos sucios llenos de huevos, tomates y otros, ya estaban guardados en un yute, nos detuvieron por esos escudos, por petardos, por cuarta botellita de vinagre, nos llevaron a la Felcc (Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen)”.

“Me indigné pero también me resigné a pasar ocho horas detenido, grande fue mi sorpresa cuando vi una imputación (…). ¿El delito?: tenencia, porte y portación, nos tomaron fotos y nos exhibieron como delincuentes, en redes de autoridades y exautoridades”.

“Han pasado cuatro meses en los que se vulneraron nuestros derechos, cuatro meses que no serán devueltos ni a nosotros, ni a nuestras familias, hijos, padres, hermanos, a los que agradezco y los he visto tantas veces llorar, corretear, sé que no han dormido en paz desde ese 21/07. Me siento culpable por ellos, pero entonces (…) me callo a las injusticias? ¿Era delito pedir justicia? No, no soy culpable aunque traten de hacerme sentir así (…) soy inocente”.

“Esperamos poder salir pronto de aquí, estar estás fiestas que se acercan, con nuestra familia, ese sería nuestro regalo más grande, sin embargo hay deudas que pagar, colegio, alquileres, bancos, que no han podido ser cubiertos en su totalidad”.

“Estuvimos esperando apoyo de quienes nosotros apoyamos en su momento, a duras penas se están vendiendo unas rifas que nos propusieron realizar unos cuantos amigos, les está costando mucho acomodar las rifas, entre el colegio médico y algunos políticos, creímos que sería más el apoyo pero nos equivocamos, llevamos dos meses o más tratando de acomodar las rifas, mediante personas empáticas con nosotros, sin mucho éxito”.

“Hoy somos nosotros mañana ¿quién? Debemos apoyarnos entre quienes deseamos una Bolivia justa, digna, gobernada con legalidad y sin tinte político”.

“Les pedimos su apoyo, las rifas está a Bs 10, estamos seguros que de granito en granito podremos cubrir lo adeudado. Gracias, estamos seguros de su apoyo”, se lee en la carta de uno de los imputados, quien pidió se contacten con el celular 77260286 para mayor información.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más