Caso Chaparina: sentencian a tres generales de la Policía a dos años y ocho meses de prisión

A 11 años de la represión a la Octava Marcha de Pueblos Indígenas en Chaparina, durante el Gobierno de Evo Morales, a las 00:30 de este viernes el Tribunal Décimo de Sentencia de La Paz dictó condena contra tres generales de la Policía Boliviana y absolvió a otros dos.

El veredicto fue de dos años y ochos meses de prisión por los delitos de incumplimiento de deberes y allanamiento, vejaciones y torturas y privaciones de libertad.

“Es una vergüenza para la justicia, porque dañan de forma permanente las carreras de oficiales completamente inocentes. Quienes debieron ser condenados son el exministro (de Gobierno Sacha) Llorenti y (el exviceministro de Gobierno Marcos) Farfán, quienes ordenaron y dirigieron todo el operativo”, afirmó el abogado Karlo Brito, defensa del general Luis Zapata, en una entrevista con Página Siete Digital.

Los otros dos generales sentenciados son Óscar Muñoz Colodro y Carlos Flores.

Mientras que el tribunal absolvió a Henrry Terrazas y Edwin Durán. Durante el juicio falleció el oficial Ricardo Cadima.

El fallo también prevé el pago de costas para el Estado y las víctimas.

La sentencia fue leída solo en su parte resolutiva y en los siguientes días se convocará a la lectura de la sentencia de manera íntegra y las partes podrán interponer las apelaciones correspondientes.

El caso

El 25 de septiembre de 2011, un contingente policial intervino y protagonizó una de los más brutales actos de represión a la Octava Marcha de Pueblos Indígenas que se instaló en protesta por la intención de construir una carretera por el corazón del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis).

Los marchistas fueron reducidos y maniatados con cintas masquin luego de que un grupo de infiltrados de la Policía y el Ministerio de Gobierno – según la denuncia- protagonizaron la agresión contra el entonces canciller David Choquehuanca, que había llegado a la movilización.

En el proceso figuran como víctimas el exdiputado Rafael Quispe y la activista de derechos Humanos, Olga Flores.

La represión policial dejó más de 100 heridos y unos 200 detenidos, que fueron liberados 17 horas después, además, varios niños fueron separados de sus padres, hechos que fueron denunciados en diferentes instancias.

Procesados

Entre los principales procesados estaban Sacha Llorenti, quien era ministro de Gobierno; Patricia Ballivián, expresidenta de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC); José Luis Zúñiga Tarifa, Carlos Méndez Cárdenas, Gerardo Pereira Santana, Andrés Castro Kukoc, Óscar Muñoz Colodro, exsubcomandante de la Policía; Edwin Foronda Franco, inspector general de la Policía; Víctor Santos Maldonado Hinojosa, y Jorge Santiesteban Claure, comandante de la Policía Bolivia.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más