FmBolivia
Radio FmBolivia

Rafael Quispe quedó con su chicote en la mano en Achacachi

10

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El diputado opositor Rafael Quispe, con su chicote (o látigo de cuero) en la mano, esperó ayer por dos horas, en la plaza principal de Achacachi, a los dirigentes de los Ponchos Rojos afines al Gobierno, que lo retaron el jueves a enfrentarse a chicotazos “uno a uno”, por sus diferencias políticas.

“Ahí muere todo”. Así, Quispe dio por cerrado cualquier disputa con el ejecutivo provincial de Omasuyos, Freddy Huanca Silvestre, quien el jueves, con chicote en mano, lo hostigó en plena plaza Murillo.

Desde las 13:30, Quispe estuvo esperando a su rival hasta las 15:30. Huanca no llegó al duelo.

Quispe anunció que en caso de que el acoso persista, por parte de Huanca, acudirá a la Policía y al Ministerio Público.

“Como no ha venido, me voy. La próxima vez que me insulte y amedrente voy a acudir al Ministerio Público y a la Policía. Me pregunto: ¿Por qué no viene a Achacachi?, ¿a quiénes representarán los que ayer me amedrentaron? No lo sabemos”, dijo el legislador al portal Urgentebo.

“Primera vez que he hablado en este valeroso pueblo. Nadie ha venido (creo no han recibido el mensaje), conste. Me estoy yendo nomás y gracias por la bienvenida hermanos de Achacachi. Volveremos #TeamTataQuispe”, escribió el opositor en su cuenta en Twitter.

El parlamentario de oposición habló con algunas autoridades de Achacachi, bastión de los Ponchos Rojos, quienes le dijeron que quienes lo atacaron en La Paz no representaban a la provincia Omasuyos.

Pagina Siete.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas