Inician actividad exploratoria en áreas de San Miguel e Isarsama

1

Se dio inicio a los estudios de «Magnetotelúrica y Gravimetría», en las áreas exploratorias de San Miguel e Isarsama, localizadas en los municipios de Entre Ríos y Puerto Villarroel, provincia Carrasco del departamento de Cochabamba, en busca de 1 a 2 TCF de gas natural.

En los estudios mencionados se invertirán 4 millones de dólares y demandarán el lapso de siete meses para su ejecución. El objetivo de los mismos es identificar nuevos prospectos hidrocarburíferos en el área San Miguel Roboré y La Lluviosa, que darán paso a nuevas actividades de exploración en el departamento de Cochabamba, según un reporte del Ministerio de Hidrocarburos.

«Una nueva responsabilidad para la exploración, deseamos éxitos a los trabajadores de YPFB Chaco, explorando acá en Entre Ríos», destacó el presidente Evo Morales, que participó del acto junto al ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, y el presidente de YPFB, Óscar Barriga.

Morales recordó los tres Convenios de Cooperación firmados el pasado martes con el Gobierno de la República de Perú, mediante los cuales las dos naciones acuerdan la instalación de redes de gas, comercialización de Gas Licuado de Petróleo (GLP), y el estudio para la interconexión de los futuros gasoductos Bolivia – Ilo con el gasoducto Sur Perú.

«Para garantizar este mercado (Perú) tenemos la obligación de explorar, explorar, explorar, y estamos seguros que se conseguirá con esta nueva forma de optimizar el tiempo y los recursos económicos», dijo el primer mandatario.

Por otro lado, resaltó el avance en la industrialización de los hidrocarburos con la planta de Amoniaco – Urea de Bulo Bulo, a la cual se sumarán otras seis plantas que formarán el Complejo Petroquímico más importante del país.

DESCRIPCIÓN DE LOS ESTUDIOS

La Magnetotelúrica es un método geofísico que consiste en la instalación de estaciones (sensores) que realizan la medición de señales electromagnéticas emitidas por la tierra. «Podríamos comparar este método con la radiofrecuencia. Cuando nosotros queremos sintonizar una radiofrecuencia, escuchar en particular una radio, lo que hacemos es mover la antena y dar una buena sintonización a la frecuencia que queremos escuchar. Este método es similar vamos a escuchar las ondas que está emitiendo la tierra y las vamos a utilizar a través de las antenas, que en este caso se llaman bobinas. Estos equipos nos van a permitir definir todas las señales de la tierra», explicó Evans Lázaro, responsable del proyecto.

Este estudio permite determinar qué tipo de cuerpos rocosos existen en el subsuelo, «es posible que encontremos rocas que tengan contenido de fluidos, que es el objetivo final», dijo el técnico.

El Diario.