FmBolivia
Radio FmBolivia

“Es como cuando usted tiene un niño malcriado que quiere hacer lo que quiere”

38

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El abogado Erico Suárez Melgar es el apoderado legal de Cornelius Firesen , jefe de la colonia Villa Nueva, y firma la demanda contra los menonitas bolivianos Peter Kenelsen, Abran Banman y Einrich Martens por la construcción de la escuela Anexo Vida Nueva. También figura como demandante en el divorcio de Heinrich Friessen Klassen. Igual que en la separación de Franz Peters Wall, a quien también demandó por tráfico de tierras.

Después de conocer los testimonios de menonitas en sentido de que por leer la Biblia, ir a otra iglesia, usar un foco en vez de la lámpara de aceite o querer instalar aire acondicionado perdieron su trabajo, vieron fracasar su negocio y enfrentan divorcios y juicios, Página Siete buscó a Cornelius Firesen el viernes 15 de abril de 2020 para conocer su versión.

Firesen se comprometió a dar una entrevista el miércoles 20 de abril. Página Siete viajó desde La Paz a Santa Cruz en esa fecha, pero no obtuvo la entrevista con Cornelius, sino con su apoderado legal Erico Suárez. Esta la conversación.

¿Por qué hay oposición a una escuela en Valle Nuevo?

No existe ninguna escuela. La escuela que tenemos está en la comunidad, la iglesia está en la comunidad. No sé de cuál escuela me habla.

Se demandó a Peter Kenelsen, Abran Banman y Einrich Martens por ese motivo.

Es por una construcción fuera de norma, sin autorización. Ellos buscan problemas con la colonia. Quieren construir una escuela para seis niños que van a estudiar a tres kilómetros. Ellos (los adultos) van a una iglesia en Pailón.

La colonia les dijo que no había necesidad y siguieron construyendo. Entonces para no tener problemas y todos vivan en armonía, como dice la Constitución, se inició un proceso legal. El juez ordenó parar la obra hasta que se solucione y haya un audiencia conciliatoria. Se la hizo, pero estos señores no quieren nada. Se les dijo que se les pagará el terreno, no quieren. Están mal asesorados. Iniciaremos un proceso porque allanaron el domicilio del jefe (Cornelius Firesen).

No terminaron de construir y dicen que es una escuela, pero no tiene ni un ítem, ninguna autorización. Acarrean gente de otras comunidades, colonias, como las quieren llamar ellos, para sacarse la foto. Pero que nos digan si hay más de 10 niños, que me den nombres y dónde viven. No hay.

Hay menonitas que se cambiaron de religión y aseguran que los líderes presionan a sus esposas para que los dejen, como el caso de Heinrich Friensen.

Los hijos lo demandaron por malos tratos y el fiscal de Pailón dio medidas de seguridad a la esposa y pidió que él saliera de la casa, pero él se quedó con el inmueble, con todo. Ella salió de la casa con sus hijos, porque él la tenía prisionera. La señora vive ahora en un cuartito. Quien incumplió es él; no es por apartarse de la religión o por la escuela.

¿Por qué hay estos problemas?

En la colonia no hay problemas, lo que pasa es que hay gente que malinterpreta las cosas. ¿Por qué? porque hay un grupo y los jefes buscan ayuda. Si usted tiene un problema con su esposo, ellos (los jefes) van y median, pero si no hay un arreglo, pasa a la justicia ordinaria.

La colonia Villa Nueva es la primera en aplicar el divorcio y partición de bienes de acuerdo a la ley boliviana. Si bien tienen sus normas y costumbres, se rigen a la ley. Pero ahora es como cuando usted tiene en casa un niño malcriado que quiere hacer lo que quiere. La comunidad no les permite tener vehículos, pero estos señores tienen. Fue Diprove y había vehículos chutos, ¿quiénes los tenían? Los seis rebeldes que piden iglesia, escuela y quieren construir donde quieren. Quieren hacer lo que les da la gana, sin ceñirse a normas y costumbres.

Tratamos de llegar a un acuerdo, de pagarles sus cosas, comprarles otras propiedades para que salgan a Pailón, pero no quieren. No dejan vivir en paz.

Muchos menonitas dicen que la escuela de la colonia no está con la norma boliviana, ¿qué opina?

Pero si en la ciudad misma no hay ítems para maestros. Todos los bloqueos en La Guardia, en El Torno, en el norte, son porque no hay ítems. ¿Imagínese? Son dos horas que se tarda desde aquí (Santa Cruz de la Sierra) hasta allá (Villa Nueva), ¿qué profesor va a querer ir allá?

Representantes de justicia de San José indican que los usos y costumbres de los menonitas impiden aplicar la justicia. ¿Qué sabe al respecto?

Nosotros, como ha visto, los denunciamos. Tenemos un fiscal, un juez con jurisdicción, los delitos se denuncian. Una autoridad (de la colonia) es como un presidente de la junta vecinal, que viene y nosotros como abogados sentamos la denuncia.

Los problemas en la colonia también se dan porque algunos menonitas cambian de religión, ¿no hay el derecho a elegir credo?

No tiene nada que ver lo uno con lo otro. ¿Cuando usted tiene problemas en su barrio? Cuando pone música fuerte, lo denuncian, ¿no es cierto? Lo mismo pasa en la comunidad. Usted no puede hacer borracheras, estar fuera de sus costumbres y normas. Entonces, estos tipos beben, coquean, fuman, salen, están en vehículos bárbaros. Le pegan a la mujer, le quitan sus cosas, ¿entonces? Por eso se los aparta. Y se les dice, como a usted en su condominio: si no sigue la norma, la sacan.

¿Es tan simple como eso?

Ese es el problema de fondo. Ellos quieren tener celular para mirar pornografía. ¿Cuál es el caso de las violaciones? Los teléfonos.

¿Por qué no pueden tener un teléfono celular?

En todas las colonias son gente de trabajo, los bolivianos vivimos prácticamente de su trabajo. No hay señal porque no están en una zona urbana. El teléfono es para mirar cosas que no les permite su religión. No es que a ellos se les viole derechos, por el contrario. Lo que pasa en las otras colonias, las violaciones, son justamente por las borracheras, la degeneración. Sin ir más lejos en Pailón los llaman manzanas podridas.

No son los únicos menonitas rebeldes, los hay también en otras colonias

En todo lado. Si usted va a Equipetrol verá hijos viciosos, drogadictos, delincuentes y violadores.

¿Usted considera que los menonitas que ya no están de acuerdo con las reglas de sus colonias, son delincuentes?

No, yo doy el ejemplo. Lo que sí estos señores, lo veo y sé, por los mismos antecedentes, andan en vehículos que no tienen papeles.

Tras esta conversación, Página Siete envió una carta y un cuestionario a Cornelius Fires para insistir en su versión. La recibió el abogado Suárez. No se obtuvo respuesta alguna hasta la publicación de esta investigación.
“Ese es el problema de fondo: ellos quieren tener celular para mirar pornografía. ¿Cuál es el caso de las violaciones? Los teléfonos”.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas