Fernando Valenzuela, el hijo de un militar cercano a Evo Morales y funcionario en la era de Jeanine Añez

138

Fernando Valenzuela Billevicz saltó a la luz pública hace pocos días como uno de los principales implicados en el caso Respiradores; sin embargo, su pasado lo liga al Movimiento Al Socialismo (MAS), no sólo por el nexo con la exministra Gabriela Montaño, sino porque su padre, un militar de la FAB, fue amigo estrecho del expresidente Evo Morales.

Valenzuela fue enviado a prisión la semana pasada por ser uno de los involucrados en la compra irregular de 170 respiradores que el Gobierno ofreció para afrontar la pandemia del coronavirus.

El cargo como asesor jurídico del Ministerio de Salud lo ejerció desde que Gabriela Montaño era ministra, en la era del MAS. Pero, la ligazón con esta fuerza política data desde hace más de una década.

¿Quién era su padre?

Nacido en Cochabamba, el miembro de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) Germán Enrique Valenzuela Lemaitre fue agregado militar en varios países de América. En 2006 estuvo en Argentina, cuando fue acusado por la justicia de ese país de estar implicado en delitos de pornografía infantil, según publicó Elenir Centenaro, periodista boliviana que radica en Estados Unidos.

El caso judicial no prosperó porque, según la periodista basada en publicaciones de la época, el militar -teniente coronel en este entonces- se escudó en el cargo diplomático que llevaba.

No obstante, en Bolivia hay integrantes de las Fuerzas Armadas que lo recuerdan como un hombre “intachable”.

Es el caso de un general retirado de la FAB, cuyas iniciales son W.V.P., quien afirmó a Página Siete que Valenzuela fue siempre un hombre y militar “correcto”.

Una vez concluyó su misión diplomática, se trasladó a La Paz como piloto de los helicópteros militares que usaba el entonces presidente Evo Morales. “Por su afinidad y su experiencia llegó a ser el comandante del Grupo Aéreo de Caza 32 y también jefe del Estado Mayor de la FAB”, contó el militar entrevistado.

En todo ese tiempo la relación con Morales se hizo mucho más estrecha, probablemente por los viajes que hacían juntos casi a diario y por el grado de confianza que le tenía el exmandatario.

“Eran amigos, el trabajo de Valenzuela como piloto lo llevó a que pase horas al lado del presidente, entonces fue una relación de mucha confianza, se hicieron muy amigos”, contó un general de la FAB, quien pidió no dar a conocer su nombre.

Valenzuela llegó a ser comandante del Grupo de Caza 32 y jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Boliviana, es decir uno de los cargos más importantes dentro de esa fuerza castrense.
El asesor jurídico de Salud es hijo del piloto de Evo.
Foto:APG

Una muerte súbita

Era Carnaval de 2011, cuando el entonces presidente Morales se preparaba para trasladarse con su comitiva a Oruro para asistir a la entrada folklórica, pero un día antes se hizo una celebración en el Palacio Quemado y todo el plan se frustró. El general Valenzuela apareció muerto.

Aquí es donde la historia se divide en dos. Por un lado, el periodista brasileño Leonardo Coutinho, luego de una investigación especial para una de sus publicaciones sobre Bolivia, reveló que el militar fue ejecutado por el gobierno de Morales, horas después de la fiesta realizada en el Palacio Quemado.

Según la investigación de Coutinho, una noche antes de la entrada de Carnaval de Oruro Valenzuela, con tragos encima, supuestamente se negó a gritos a seguir con el transporte de cocaína en los aviones de la FAB hacia Venezuela y Cuba.

Valenzuela y un grupo estrecho de Morales pasaron a una fuerte discusión esa noche y no se supo más, según publicó el periodista brasileño.

El 6 de marzo de 2011, en pleno Carnaval, se conoció la noticia de la muerte del piloto de Morales. Un informe oficial dio cuenta que perdió la vida por una broncoaspiración en su habitación. Hay otras versiones que señalan que sufrió un paro cardiaco.

Ese día Evo Morales canceló su viaje a Oruro por la muerte de “su hombre de confianza”.

Su gobierno lamentó el fallecimiento de Valenzuela y tanto el entonces vicepresidente Álvaro García Linera, como los ministros de Estado participaron en el velorio y entierro del general.
El general Germán Valenzuela, muerto en marzo de 2011.

W.V.P., el militar de la FAB que habló con Página Siete, rechazó enérgicamente la versión del periodista Coutinho. “Es completamente falsa esa versión, no tiene ni pies ni cabeza, son especulaciones que quieren manchar la imagen de un militar de honor como fue Valenzuela”, aseveró.

Lo cierto es que hasta la fecha no se tiene ningún dato oficial que confirme la versión de Coutinho ni tampoco la versión oficial de aquel entonces.

El general Valenzuela descansa en paz, su hijo ahora cumple detención preventiva hace casi una semana en el penal de San Pedro por la compra presuntamente con sobreprecio de los respiradores para casos de Covid-19. En los últimos días se descubrió que horas antes de su detención intercambió mensajes por WhatsApp con la exministra Montaño. Su nexo con el MAS sigue intacto.

Pagina Siete