Artesanos en madera piden cumplimiento de exigencias

15

Debido al incumplimiento del pliego petitorio efectuado hace más de un mes ante el Ejecutivo municipal, por parte de la Federación de Artesanos Trabajadores en Madera (Fatma), miles de personas de este sector marcharon hacia las oficinas de la alcaldesa Soledad Chapetón.

El secretario ejecutivo de Fatma, Oscar Delgado, lamentó que todos los compromisos de apoyo a los artesanos de esta ciudad por parte del Municipio haya quedado hasta la fecha sin una respuesta positiva para los pequeños productores, donde más de un mes y medio en audiencia con la primera autoridad de El Alto, la alcaldesa Soledad Chapetón, comprometió esta atención al sector.

“Lamentablemente hemos visto que por no ser del color político de su partido no hemos recibido este apoyo comprometido por parte de dicha autoridad, es por eso que hemos iniciado esta movilización, exigiendo el cumplimiento de un pliego petitorio que hemos hecho conocer a la autoridad, sin que hasta la fecha no tengamos ninguna respuesta”, manifestó el dirigente.

Entre los más importantes pedidos que recordaron los trabajadores en madera de la urbe alteña, son que los recursos de los Impuestos Directos al Hidrocarburo (IDH), están siendo desviados hacia las junta de vecinos del color político del Municipio y no así como el debido apoyo al sector productivo.

Por otro lado, exigieron la devolución de una maquinaria del sector que vino con un financiamiento de otra instancia, equipo que según la denuncia del dirigente Delgado, en el momento está siendo utilizado por el Municipio.

Asimismo, en el año 2016 se destinó 800.000 bolivianos para la capacitación de sus afiliados pero no recibieron ni un sólo curso y la Alcaldía no adquiere ni un sólo mueble de los carpinteros de El Alto, prefiriendo aquellos fabricados fuera del país.

Como si fuera poco, según el dirigente Delgado, denunció que en las ferias alteñas, solo se ven muebles chinos, peruanos, brasileños y de otros países, menos la producción nacional, donde los mercados en los diferentes sectores productivos han sido rebasados por productos que no garantizan su duración, por lo que también tienen bajos costos y de esta forma efectuando una competencia desleal, que no es tomada en cuenta por las autoridades.

No existen políticas municipales que puedan reactivar la producción del sector, tampoco existe un mercado seguro para que los artesanos, en este caso de los muebles trabajados por los carpinteros alteños puedan exponer sus muebles, esta actitud de descuido por parte de las autoridades dio lugar a que el artesano alteño tenga que buscar otras formas de lograr materia prima.

“A causa de esta actitud que no es prevista por nuestras autoridades, todos los pequeños productores en madera estamos quedando en la calle, es por eso que debemos hacer la defensa sindical, saliendo con este tipo de medidas de protesta, de frente a la insensibilidad de nuestras autoridades”, afirmó Delgado.

Asimismo, hicieron conocer que de los 10.000 afiliados a Fatma, por lo menos 4.000 unidades productivas cerraron sus talleres ante la competencia desleal de los muebles que ingresan de contrabando y los muebles chinos, además de la falta de mercado por lo que también se hace el pedido de tomar cartas en el asunto.

Por falta de atención de las autoridades municipales y en caso de continuar esta actitud, los más de 10.000 productores en madera de la urbe alteña, advirtieron que para los próximos días radicalizarán sus medidas, hasta ser escuchados y de esta forma lograr que muchos de sus pliegos petitorios sean cumplidos, porque existió el compromiso.

El Diario.