FmBolivia
Uniendo a más bolivianos en todo el planeta.

Evo Morales acusa a Luis Arce de ser parte de plan de EE.UU para dividir al MAS

  • Evo Morales denuncia supuesto plan para instaurar candidato de derecha en comicios de 2025

En una declaración explosiva este domingo, el líder del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, arremetió contra los principales representantes de la corriente renovadora dentro del partido, Lucho Arce y David Choquehuanca, acusándolos de ser cómplices de un maquiavélico plan gestado por Estados Unidos. Según Morales, el objetivo de dicho plan sería fracturar al MAS con la intención de allanar el camino para la instalación de un candidato «outsider» de derecha en las elecciones de 2025, todo ello en aras de hacerse con el control de los recursos naturales estratégicos del país, como el litio y las tierras raras.

La alarmante denuncia de Morales se fundamenta en un supuesto informe denominado “Simón Bolívar”, que habría sido elaborado por entidades estadounidenses con el propósito de contrarrestar la influencia creciente de potencias como China y Rusia en la región sudamericana.

En sus declaraciones, Morales apuntó directamente contra Arce y Choquehuanca, a quienes acusó de liderar la ejecución de este presunto plan urdido desde Washington, respaldados por un grupo de renovadores que estarían abogando por la ruptura del MAS.

El líder indígena lamentó no haber advertido previamente al Grupo de Puebla sobre las acciones de Arce y Choquehuanca, quienes, según él, se estarían prestando al juego de los Estados Unidos. Sin embargo, manifestó su confianza en el respaldo de sus bases y los alcaldes de varias localidades que prometen un voto castigo contra esta supuesta maniobra.

Morales también desestimó las acusaciones en su contra, señalando que como jefe del MAS han cumplido con todos los requisitos para realizar un congreso partidario, aunque han sido ignorados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que ahora los acusa de intentar proscribir al MAS-IPSP.

En cuanto a las actividades del arcismo, Morales las catalogó como «totalmente ilegales», afirmando que se llevan a cabo mediante coacción económica y chantaje a las autoridades municipales con el fin de favorecer los intereses de Estados Unidos. Para Morales, el gobierno actual se ha convertido en un instrumento para el retorno de la derecha al poder.

Por otro lado, Morales advirtió sobre la estrategia gubernamental de desprestigiar a empresas estatales como YPFB, argumentando su quiebra para justificar su posterior privatización. Según él, esta táctica busca allanar el terreno para el regreso de políticas neoliberales bajo la premisa de que el Estado es incapaz de gestionar eficazmente las empresas.

Las declaraciones de Morales no pasaron desapercibidas para las fuentes cercanas al arcismo, quienes sugieren que su liderazgo dentro del partido podría estar llegando a su fin, especulando con su posible sustitución en los próximos días, lo que podría cambiar el panorama político nacional de manera drástica.

La polémica está servida y las repercusiones de las acusaciones de Morales contra los renovadores reverberarán en el panorama político boliviano en los días venideros.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más